lunes, 20 de enero de 2020

1917


Título: 1917
Director: Sam Mendes
País: Reino Unido
Año: 2019
Género: Bélico, Drama


Opinión personal
La semana pasada fui a ver esta película, a la que ya le tenía ganas desde el año pasado, y todavía no me la quito de la cabeza. Salí de sala con una sensación que hacía años no experimentaba. Pero antes de pasar a las impresiones, os pongo un poco en antecedentes para que sepáis de qué va.

En plena Primera Guerra Mundial, dos jóvenes soldados británicos son llamados para que se personen ante sus superiores para algo que ni se imaginan.
Antes de seguir, como nota personal he de decir que, de los dos actores que llevan el peso de la historia, solo conocía a uno de ellos: George Mackay (cuya cara me recuerda mucho al Sheriff Woody, de Toy Story, solo que en carne y hueso; gilipolleces mías), una joven promesa de la interpretación que, desde que vi en Capitán Fantástico (reseña aquí), ya me conquistó. En una era donde la nueva oleada de jóvenes actores me parece insulsa (no toda, pero sí la mayoría), la elección de este actor para la peli hizo que ganara puntos desde el principio.


Pero volviendo al hilo, en dicha reunión, a ambos soldados se les informa que el segundo batallón, al otro lado del frente, tiene previsto atacar al día siguiente con una ofensiva sin precedentes, pero según fuentes de Inteligencia, dicho ataque será una masacre si no se detiene, pues es justo lo que los alemanes esperan que hagan desde hace días para tenderles una trampa.



La misión que se les encomienda: atravesar el frente enemigo sin ser vistos y llevar la orden del alto mando al segundo batallón de detener el ataque antes de que sea demasiado tarde. Y para ello cuentan con un solo día, una misión suicida y a la desesperada, pero de la que no pueden escapar, pues para colmo, el hermano de Blake (uno de los dos elegidos) está en dicho batallón. Si fracasan y no llegan a tiempo, 1.600 hombres perderán la vida.


Como ya habréis escuchado, la película está filmada de esa forma tan peculiar llamada comúnmente como "plano secuencia", en la que da la impresión de que apenas haya cortes, es decir, rodada toda de golpe, convirtiéndola en una experiencia muy inmersiva. Había visto algo parecido en Birdman y en El renacido (ambas películas más que recomendables), pero he de decir que aquí en 1917 el efecto de inmersión es total, dándote la sensación de que te metes entre las trincheras con ellos, abriéndote paso a codazos. Ya solo por cómo está filmada merece la pena. Apuesto a que dentro de unos años esta peli se estudia en las escuelas de cine.

Pero es que, para más inri, la fotografía y la banda sonora no se quedan atrás, ambas colosales. Me quito el sombrero con la puesta en escena, que a veces, dentro del horror de la guerra, me pareció hasta poética. En este sentido está todo al detalle, la luz de esos cielos nublados, los paisajes baldíos, los páramos solitarios, los pueblos en ruinas... Sublime.


Sé que aún es pronto para lanzar semejantes afirmaciones, pues apenas acaba de empezar el año, pero si lo mejor que vi en 2019 fue Joker (reseña aquí), estoy casi seguro de que esta es la mejor película de 2020 (en realidad del año pasado, porque no ha llegado a nosotros hasta este mes). Muy buena tiene que ser la película en cuestión que supere a esta.
Si hay justicia cinéfila (que a veces dudo que exista, pues ya todo se mueve por intereses y contentar a según qué colectivos), este año el Oscar al Mejor actor debería llevárselo Joaquin Phoenix por Joker, y 1917 por la Mejor película.


Si todavía no la habéis visto, en serio, olvidad críticas y opiniones de unos y otros, y vedla sin saber mucho de ella. Vais a disfrutar de algo grandioso, una historia a contrarreloj donde la tensión y las emociones están a flor de piel. Da igual si os gusta o no el cine bélico, es mucho más que eso. Es una experiencia inmersiva que agarra tu atención por el cuello desde el minuto uno, y que no la suelta hasta los créditos finales. No dejéis pasar la oportunidad y acercaros a vuestro cine más cercano, es de esas contadas pelis que merece verse en pantalla grande.
Sabéis que no suelo regalar un 10 así como así, pero 1917 lo merece, pues se ha convertido por derecho en una de mis pelis favoritas. Al final, como siempre digo, en los planteamientos en apariencia más sencillos es donde brillan las historias más grandes, esas que te tocan la fibra.





miércoles, 15 de enero de 2020

Lo que nunca sabrás


Título: Lo que nunca sabrás
Autor: Jeong I-hyeon
Páginas: 384
Año de edición: 2015
Género: Novela Negra



Opinión personal
Este libro llegó a mis manos por motivos del azar (se lo regaló MH, de Las Inquilinas de Netherfield, a Ray) y lo empecé a leer sin expectativas, aunque visualmente me atrajo. Con él me he estrenado en la literatura coreana, desconocida para mí. Ha sido una lectura adictiva, fresca e intrigante hasta el final. La novela comienza con el descubrimiento del cuerpo de un hombre a orillas del río.

Los protagonistas de esta historia son Sang-ho y Ok-yeong, un matrimonio acomodado de Seúl. Viven con el hijo de él y la pequeña de 10 años, Yu-ji, hija de la pareja. La niña toca el violín, es obediente y nunca da problemas, aunque es bastante callada y seria. En el colegio apenas se relaciona. Siempre está sola.
El niño es un adolescente que tiene engañado a su padre haciéndole creer que está matriculado en la universidad, sacándose una carrera. La relación con su madrastra es cordial, mejor que la que tiene con su padre, desde luego.

Una tarde de domingo, Yu-ji desaparece sin dejar rastro. Su madre se encuentra fuera, visitando a su madre enferma. Al día siguiente, cuando el hermano da la voz de alarma a su padre, éste en lugar de llamar inmediatamente a la policía contrata a un detective privado. Por motivos que se irán descubriendo a lo largo de la novela, Sang-ho no quiere meter a la policía en esto y engaña a su familia diciéndoles que el detective contratado es de la policía.



Conforme van pasando los días la desconfianza aflora entre los miembros de la familia. ¿Por qué el padre no quiere denunciar a la policía la desaparición de su hija? ¿Por qué la madre mintió sobre su destino y no dijo a donde iba realmente? ¿Por qué aparece de repente el amante de ella en la ciudad? Tantos interrogantes que parecen no tener respuesta, te hacen sospechar de todos.

Lo primero que me gustaría dejaros claro es que a pesar de ser nombres coreanos, no es nada complicado quedarse con ellos. No hay muchos personajes y en las primeras páginas hay una guía explicando quién es cada uno de ellos. Yo en cuanto leí los dos primeros capítulos ya sabía quién era cada uno.
La autora escribe de manera sencilla, sensible y con un ritmo frenético que va de menor a mayor intensidad, enganchándote hasta el final. Un thriller con el que vais a disfrutar mucho.







lunes, 13 de enero de 2020

Reto "Todos los clásicos grandes y pequeños"

Hace ya unos añitos que no nos apuntamos a ningún reto, pues no nos da la vida para abarcar todo lo que nos gustaría. Sin embargo, el otro día vi este reto que han creado Las Inquilinas de Netherfield y no pude resistirme. Así que, haciendo una excepción, nos apuntamos a él, pues se ve muy interesante y que se lo han currado mucho. Podéis pinchar en el banner para apuntaros o conocer a fondo los detalles.


En casa no somos muy de leer clásicos (muy de cuando en cuando), así que me parece la excusa perfecta para desempolvar de la estantería esas joyitas que siempre suelen verse eclipsadas por el mundo de las novedades. Y siendo dos los que llevamos el blog, tal vez el reto no se nos haga tan cuesta arriba.
Se ha estimado encuadrar dicho género de clásicos hasta 1980, como fecha tope para el año de publicación original de los libros (lo que creo que abre bastante el abanico de posibilidades y lo hace más accesible). El reto consta de 5 niveles, cada uno más difícil a medida que vas progresando, por lo que uno puede imponerse su propio listón conforme va avanzando en el reto. En nuestro caso, ya con superar el primer nivel nos podemos dar con un canto en los dientes.
¿Os animáis? Pues eso, a leer clásicos se ha dicho. ^^


NIVEL 1:

  • Clásico con adaptación cinematográfica:
  • Clásico con 200 páginas o menos:
  • Clásico ambientado en Londres (en su mayor parte):
  • Clásico de un autor que leas por primera vez:
  • Clásico en el que el personaje principal sea una mujer:




lunes, 6 de enero de 2020

Lo mejor de nuestro 2019

Hola, mi gente!! Cómo va eso?
Os echaba de menos. Tras el paréntesis bloguero navideño, aquí volvemos a la carga. Y qué mejor manera de regresar que con la clásica entrada con lo mejor que nos ha deparado este año que acabamos de dejar atrás (que por cierto, no sé a vosotros, pero a mí se me ha pasado volando). Posiblemente, la entrada que más ilusión me hace. Así pues, vamos al lío...


Toca hacer repaso de la mejor literatura y el mejor cine, aquí van los libros y las películas que más hemos disfrutado este 2019, solo lo puntuado con sobresaliente (9 y 10).


En lo que a libros se refiere (podéis leer las reseñas pinchando en las portadas), lo mejor ha sido...
-Para Moniki:
El tatuador de Auschwitz, de Heather Morris.
El templo del jazmín, de Corina Bomann.
Martes con mi viejo profesor, de Mitch Albom.
Insomnio, de Juan Manuel Peñate.
La amiga estupenda, de Elena Ferrante.
Un mal nombre, de Elena Ferrante.
Las deudas del cuerpo, de Elena Ferrante.
La niña perdida, de Elena Ferrante.

    
   



-Para mí:
Asomados al vacío, de Manuel Osuna.
Roro el príncipe gato y la montaña de las ratas, de Selento Books.
Babatoca, la bruja de los cerdos, de Selento Books.
Mouse Guard. Hacha Negra, de David Petersen.
La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson.

    




En lo que a cine se refiere (podéis leer las reseñas pinchando en las portadas), lo mejor ha sido...
-Para ambos:
Expediente 64: Los casos del Departamento Q.
Mirai, mi hermana pequeña.
Wonder.
Solo los amantes sobreviven.
Joker.
La familia Fang.

     

Hubo otras que, si no llegaron al sobresaliente, también disfrutamos mucho, así que quería hacer una mención especial a El regalo, Glass (Cristal), Dolor y gloria, Hellboy, Toy Story 4, Erase una vez en Hollywood y Puñales por la espalda.



.....

Por cierto, ¿qué tal se han portado los Reyes?
Como suele ser habitual en estas entradas, aquí os dejo la imagen con los regalitos que me han echado. Aunque debo reconocer que, de nuevo, el mejor regalo sin duda ha sido ver mi último libro (Insomnio) entre las mejores lecturas del año de algunos de vosotros.



viernes, 13 de diciembre de 2019

La isla del tesoro


Título: La isla del tesoro
Autor: Robert Louis Stevenson
Páginas: 354
Año de edición: 2018
Género: Clásicos, Aventuras


Opinión personal
Llevaba bastante tiempo queriendo leer a Stevenson, uno de esos autores que siempre me han llamado la atención. Lo único que tenía claro era que mi estreno tendría que ser con La isla del tesoro, pues siempre me han seducido las historias de piratas. Así pues, por fin cayó en mis manos.

Antes de nada, señalar que esta magnífica edición de bolsillo trae al principio una especie de introducción, hablando no solo de cómo se concibió esta historia, sino también de cantidad de detalles curiosos sobre la vida de Stevenson; algunos tales como su personalidad aventurera (siempre viajando por lugares exóticos), su generosidad con los más desfavorecidos, la difícil relación con su padre (a quien le hubiera gustado que, en lo laboral, hubiese continuado con la tradición familiar), su quebradiza salud desde niño (pues el aire de su tierra natal le sentaba mal a sus pulmones), su matrimonio con el amor de su vida (una mujer americana atípica para su tiempo, varios años mayor que él y con un crío de una anterior pareja), su muerte a tan temprana edad o el legado de su obra en la literatura.
Esta parte podéis saltárosla si queréis y pasar directamente a la novela en sí. Yo preferí leerla porque me resultó de lo más interesante, ya que su vida me parece fascinante y creo que todavía hoy sigue siendo muy desconocida.

Supongo que ya muchos conocéis la historia, pero resumiéndola mucho para aquellos que no, la historia arranca en el Almirante Benbow, una posada ubicada en una zona costera. Y en este rincón de mala muerte, entre borrachos y trasnochadores, vive Jim Hawkins, un muchacho que, junto con sus padres, regenta el local. Sus días discurren tranquilos entre la barra y las mesas de la fonda hasta que, un buen día, aparece un viejo marinero acarreando un pesado cofre, y con él un codiciado secreto.
No entraré mucho en detalles, porque lo bonito es ir adentrándose poco a poco en la historia, solo os diré que de la noche a la mañana nuestro joven Jim se ve envuelto en una apasionante aventura, llegando a formar parte de la tripulación de la Hispaniola, rodeado de rudos marineros, en busca de un tesoro por el que ya antes se ha vertido sangre.

"Si la conducta de los hombres ya había sido alarmante en el bote, se convirtió en verdaderamente amenazadora al subir a bordo. Formaban grupos en cubierta, gruñendo y charlando por lo bajo. La más leve de las órdenes era recibida con una mirada malhumorada y obedecida a regañadientes, descuidadamente. Incluso los marineros leales debían de haberse contagiado, pues no había a bordo ningún hombre que pudiera corregir el comportamiento de sus compañeros. El motín se cernía claramente sobre nosotros como una nube preñada de tormenta."

Entre sus nuevos compañeros conoce a John Silver el Largo, un cocinero cojo con un loro al hombro que, a priori, aparenta ser encantador, pero que luego resultará estar lleno de sorpresas.


La segunda mitad de la historia transcurre una vez llegados a su destino: una recóndita isla.
El grupo que conocemos en la primera mitad empieza a fragmentarse y todo se complica, dando lugar a momentos de verdadera tensión. Al mismo tiempo, conoceremos más detalles sobre la isla y los misterios que aguardan en ella. Un lugar bello, de apariencia paradisíaca, y a su vez lleno de peligros.


Si tuviese que sacarle alguna pega (y tampoco puede considerarse como tal), es que vienen algunas palabras del argot marinero (como partes de un barco, denominaciones geográficas o nombres de fenómenos climatológicos), que en ocasiones me hacían parar la lectura para ir en busca de su significado. No obstante, me resultó al mismo tiempo enriquecedor. Siempre se aprende algo.
Pese a todo, ni siquiera este detalle restó ni un ápice a mi entusiasmo.
Otro detalle quizá fue que se me hizo corto. Pero hasta esto lo tomo como algo positivo, porque me dejó con ganas de más.

De La isla del tesoro me llevo a sus personajes (mis favoritos fueron el muchacho y el bueno del doctor, y el cocinero cojo, claro; un tunante de esos que, pese a su lado malvado, nos acaba conquistando), pero me llevo también, y sobre todo, ese sabor a aventura clásica que impregna sus páginas, esas aventuras en alta mar, más allá de lejanos confines, con las que nuestra imaginación volaba cuando éramos críos y que, a pesar de los años, ha vuelto a sacar al niño que llevo dentro.
Como sabéis, de esta célebre historia se han sacado cantidad de adaptaciones, pero la que más me pide el cuerpo ver ahora es la de El planeta del tesoro, de Disney, puede que la versión más libre o alternativa.
No tengáis miedo a los clásicos, que no os de pereza. Superado ese desapego inicial, descubriréis que se esconden auténticas maravillas dentro del género. Tal vez no sea muy objetivo con la nota, pero es que este tipo de aventuras sacan mi lado nostálgico. Una de esas historias que con el tiempo se recuerdan con cariño.




miércoles, 11 de diciembre de 2019

La familia Fang


Título: La familia Fang
Director: Jason Bateman
País: Estados Unidos
Año: 2015
Género: Drama, comedia



Opinión personal
Basada en una aclamada novela, esta película está protagonizada por una familia peculiar. Padres e hijos llevan años distanciados y es que el matrimonio Bateman es una pareja de artistas excéntricos y provocadores. En los años 70 se hacen famosos por publicar grabaciones de situaciones escandalosas en la que gente anónima no sabe que todo forma parte del espectáculo. Ahí radicaba el arte para la pareja, en esa reacción espontánea de la gente ante situaciones extremas.


Baxter y Annie son hermanos y como miembros de esta familia, forman parte de esos performance. Cuando niños se lo tomaban como un juego pero conforme van creciendo toman conciencia de lo que hacen y en cuanto pueden se alejan de todo aquello.
En la actualidad, Baxter es un reportero al que le encargan trabajos de poca relevancia. Su sueño es llegar a ser un periodista de élite. En uno de sus trabajos, sufre un accidente y termina en el hospital. Nada grave pero por prescripción médica no puede viajar por un tiempo y se ve obligado a ir a casa de sus padres. Desesperado por lo que le espera, llama a su hermana y le pide que venga a casa y así hacerle más llevadera la estancia con sus padres.
Jason Bateman, conocido por "Cómo acabar con tu jefe", entre otras, está sublime, como siempre. Es una actor que cada vez me gusta más. Y aquí no va a ser menos.


Annie es una actriz infeliz porque no consigue grandes papeles. Frustrada y algo desequilibrada, tiene un problema con la bebida. De los dos hermanos, quizás es la que más dañada emocionalmente ha quedado. Tras la llamada de Baxter, acude al origen de sus mayores temores y traumas.


Desde el primer encuentro, los hermanos se dan cuenta de que nada ha cambiado. Sus padres siguen siendo los mismos de siempre. Y rápidamente comienzan a planear el siguiente numerito que montarán los 4 juntos después de tantos años.
Esta vez, los niños no son tan niños y no los pueden manejar a su antojo. Se niegan rotundamente a formar parte de una nueva "escena". Pero aun así, terminan sucumbiendo a los deseos de papá y mamá.


Nada sale como esperaban y el matrimonio queda en ridículo delante de mucha gente. Humillados, vuelven a casa y padres e hijos terminan discutiendo. Al día siguiente no hay ni rastro de la pareja y los hijos reciben una llamada de la policía informándoles que han encontrado el coche de sus padres con señales de violencia pero sin rastro de los cuerpos. Todo apunta a un asesinato. 
Desconcertados, Baxter y Annie debaten sobre lo que cada uno piensa de lo ocurrido. El primer paso es no creer que lo que está pasando es real. Piensan que se trata de uno de los numeritos de sus padres. Conforme pasan los días, Baxter termina creyendo que sus padres han muerto de verdad, mientras que Annie termina obsesionada por buscarles. Está segura de que se encuentran escondidos en algún sitio.


Se trata de un film con un toque misterioso pero sobre todo es un drama familiar, en el que se resalta cómo pueden llegar a afectar a unos hijos las decisiones de unos padres. Es una mezcla perfecta de comedia y tragedia. La trama va floreciendo, iniciándose como comedia y evolucionando hacia una emotiva y melancólica historia.
Lo que más me ha llegado es la interpretación de los cuatro personajes principales, tanto padres como hijos están de 10. Y teniendo en cuenta que Nicole Kidman no es de mi agrado, más mérito tiene para mí.








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...