martes, 17 de abril de 2018

Felices 140


Título: Felices 140
Director: Gracia Querejeta
País: España
Año: 2015
Género: Drama



Opinión personal
Con motivo de su 40 cumpleaños, Elia invita a sus amigos de la infancia a pasar un fin de semana en una lujosa casa rural. Todos tienen cosas que contar después de más de un año sin verse, pero nuestra protagonista les tiene guardada una gran noticia que coge a todos desprevenidos. Le han tocado 140 millones de euros en el Euromillón.


Todo empieza como el típico encuentro de antiguos amigos entre los cuales surgen heridas sin cicatrizar, encuentros y desencuentros. Pero desde el momento en el que Elia les cuenta que va a ser millonaria todo cambia. Es curioso cómo lo cambia todo unos ceros de más. Salen a relucir las envidias, los reproches y el odio.  
Uno de los invitados es el ex de Elia, pero para sorpresa de ésta se presenta con su nueva novia, varios años más joven que él. Parece que nuestra cumpleañera tenía unos planes que se ven truncados por la presencia de la chica.


Felices 140 está formada por dos partes. Una primera parte donde unos amigos de la infancia se reúnen, comparten anécdotas y recuerdos del pasado y se ponen al día de sus vidas. Y una segunda parte que comienza cuando un suceso que no os voy a desvelar tiene lugar. Es aquí donde esta película rompe con lo esperado descolocándome totalmente. La historia toma un giro que lo cambia todo. La pandilla acaba más unida que nunca por el egoísmo, avaricia y codicia. A costa de cualquier cosa conseguirán lo que tanto ansían.


Como conclusión os diré que es una historia que trata la escala de valores de las personas ante algo tan goloso como 140 millones de euros. Muestra la manera en la que el egoísmo puede llegar a convertirse en crueldad sacando lo peor de las personas. Ha sido una película muy entretenida e inesperada. Este tipo de pelis son las que me gustan de nuestro cine.




lunes, 9 de abril de 2018

Una familia de Tokio


Título: Una familia de Tokio
Director: Yôji Yamada
País: Japón
Año: 2013
Género: Drama



Opinión personal
La mayoría de veces las historias que hablan simplemente de la vida, de las relaciones humanas y demás, son incluidas (de forma errónea o acertada) dentro del género "Drama". En el caso de esta película, aunque podría entrar en dicho género, ya que respira cierta melancolía, creo que es un drama agradable que rezuma optimismo y deja al espectador con una sonrisa en la cara, pues sentiremos muy cercanos a sus personajes.
Al parecer, y esto me he enterado luego, es un remake moderno (o más bien un homenaje) de Cuentos de Tokio, una de las películas más aclamadas por la crítica en la historia del cine nipón. Puesto que no la he visto, no puedo daros mi opinión al respecto, así que mis impresiones se centrarán en la película que hoy os traigo.

La historia nos presenta a Shukichi y su esposa Tomiko, un matrimonio ya mayor que vive en una pequeña isla, un lugar tranquilo y apacible, lejos de los ambientes recargados y urbanos de Tokio, donde viven sus tres hijos. Tras largos años sin verlos, se deciden a visitarlos a la gran ciudad, instalándose unos días en la casa de uno de ellos, donde vive el único nieto que tienen, prácticamente desconocido por la falta de relación.





El anciano Shukichi aprovecha estos días para quedar con un viejo amigo y, con la excusa de darle el pésame por la reciente muerte de su mujer, ponerse al día entre ellos, rememorar historias del pasado, anécdotas... Lo típico.



Y entre copa y copa, hacer repaso de toda una vida, terminando reflexionando de los hijos de cada uno. En el caso de nuestro protagonista, un hombre gruñón y chapado a la antigua, reconoce enorgullecerse de sus dos hijos mayores: el primogénito (médico importante de un hospital) y la mediana (dueña de un salón de belleza). No es el caso del más pequeño, que trabaja en un teatro y cuya forma de ser, apasionada y con vocación por el mundo artístico hacen que su vida, aunque feliz, sea más modesta que la de sus hermanos. Motivo de tiranteces y distanciamiento entre padre e hijo.

Sin embargo, en el otro lado está la siempre dulce y risueña Tomiko (para mí el alma de esta historia), que como toda matriarca es la que hace de puente entre los extremos y la que mejor comprende a su hijo pequeño. Un día se presenta en su humilde apartamento y se queda a dormir, "ordenando" la casa o cocinando su plato favorito, algo tan de madre. Es entonces cuando, por accidente, descubre que su hijo sale con una chica y cuando conoce a su nuera.





No obstante, los tres hijos, acostumbrados a sus estresantes rutinas, parecen inquietos con sus padres allí, como si no supiesen qué hacer con ellos en vez de, quizá, disfrutar de su presencia en casa, con lo que deciden regalarles un par de días en un lujoso hotel de la ciudad (una forma elegante de quitárselos de encima y, desde mi punto de vista, también un poco triste).
Tras esos primeros días de hacer turismo, de tiendas, de visitas a amistades y familia, de andar comiendo de aquí para allá, el viejo matrimonio es consciente de que sus hijos ya tienen sus vidas (mejores o peores, pero en definitiva, la que ellos han elegido) y de que la ciudad les queda grande, por un momento, consiguiendo que sin que sea necesario expresarlo en voz alta, ambos piensen casi lo mismo: "¿Qué diablos hacemos aquí?"



Esta es una película de la que no esperaba nada y que, para mí sorpresa, me ha gustado bastante. Una historia que habla de reencuentros, de lazos familiares, de padres e hijos, de suegros, yernos y nueras, de diferencias generacionales, del contraste entre lo tradicional y lo moderno, de la vejez y el paso del tiempo... Y lo que más me gustó es que cada personaje tiene su verdad, en este sentido los comprendo a todos.
Algo que me llamó mucho la atención es cuando este matrimonio llega la primera vez a casa de uno de sus hijos y, poco a poco, van llegando unos y otros. No hay abrazos ni saludos efusivos a pesar de que hace mucho que no se ven. Lo achaco a la cultura japonesa, que para ciertas cosas son muy distintos a nosotros, y, no sé si por pudor o excesivo respeto, parece que evitaran el contacto físico.

En general me ha resultado una historia muy cercana, con la que sin duda he aprendido mucho sobre la forma de vida japonesa y sus pensamientos, sobre todo a través de esta familia cuyos personajes uno llega a quererlos como si los conociese de siempre, pues es fácil identificarse con ellos. El final me pareció entrañable y muy emotivo.
Por cierto, existen una segunda y tercera parte de esta película, o algo por el estilo (la última de hecho, recién estrenada y ahora mismo en cartelera), pero según he leído están más enfocadas a la comedia y han decepcionado bastante, en comparación a Una familia de Tokio. Por lo que he percibido, un intento por parte de su director de rescatar a estos personajes, cuyo resultado no ha sido el esperado entre los amantes de esta historia.
Abstenerse de verla los que busquéis una película llena de líos y enredos con una trama absorbente plagada de giros bruscos, aquí solo encontraréis historias cotidianas de personas corrientes. Sabiendo lo que os encontraréis, solo os queda poneros cómodos y dejaros llevar.






martes, 3 de abril de 2018

Un perro


Título: Un perro
Autor: Alejandro Palomas
Páginas: 336
Año de edición: 2016
Género: Narrativa


Opinión personal
Con este libro, Alejando Palomas nos trae de nuevo a la entrañable Amalia y todos esos personajes que me enamoraron en Una Madre (reseña aquí). Han pasado tres años desde esa cena de nochevieja que fue de todo menos normal y desde entonces todo ha sido un sube y baja de emociones.

En esta ocasión la familia se reúne en casa de Amalia para merendar mientras se ponen al dia. Todo comienza con Fer sentado en la cafetería de abajo junto a la casa de su madre, y de repente aparece ella, que ha bajado a pasear a Shirley, su perrita. Entra y se sienta con él. Comienzan a charlar aparentando normalidad pero pronto Amalia se dará cuenta de que R no está. A priori Fer decide mentirle y no contarle el verdadero motivo por el que su perro no está con él. Sin embargo su madre, segura de que algo ocurre, calla hasta que su hijo se decida a contarle. Al poco aparecen sus hermanas y la tertulia familiar armonizará la larga y dura espera.

A partir de aquí, como solo Palomas sabe hacer, viajaremos en el tiempo siendo testigos de vivencias llenas de secretos, dolor y ternura, descubriendo más intimidades de esta maravillosa familia. Con esta historia me ha pasado algo muy parecido que con Una Madre, me doy cuenta de que toda familia tiene sus altos y bajos y que no hay ninguna perfecta. Otro pensamiento que me ronda tras terminarlo es que las personas complicamos demasiado las cosas callando y no diciendo lo que sentimos. Es el principal motivo de muchos problemas. Y sobre todo, me ha creado unas ansías locas de adoptar a un perro. En este libro el amor por los animales se palpa en cada página y los personajes caninos tienen mucho protagonismo.

Empecé el libro con muchas ganas de reencontrarme con esta pluma tan exquisita y una vez terminado he de decir que ha cumplido con creces las expectativas, aunque reconozco que Una Madre me gustó más. Pero no creáis que eso desmerece esta gran historia porque sin duda ha sido un placer leerla.







martes, 27 de marzo de 2018

Material sensible


Título: Material sensible
Autor: Neil Gaiman
Páginas: 396
Año de edición: 2016
Género: Fantástico, Ciencia Ficción, Terror


Opinión personal
Llevaba tiempo queriendo leer algo de Neil Gaiman, así que por fin me he estrenado con el autor. No sé si habrá sido este el libro idóneo para iniciarme, en cualquier caso, os paso a contar mis impresiones.

Se trata de una antología de 25 relatos, nada más y nada menos. Cuando en un mismo libro vienen muchas historias, la mayoría de veces, por propia experiencia, en general el resultado suele ser un tanto descafeinado. Y esta ocasión tampoco ha sido la excepción. Dicho esto, paso a contaros un poquito los relatos que más me han gustado:

-En la oscura profundidad del mar
Al ser de los más cortitos (apenas 4 páginas), ha sido toda una sorpresa que me gustara tanto. En él el protagonista nos habla de una extraña mujer, triste y desconsolada, que encuentra en el puerto un día de tormenta. Todos corren para resguardarse de la lluvia, salvo ella, a quien no parece importarle mojarse, como si hubiese perdido la cordura. Con la vista posada en las turbulentas aguas del Támesis, ella le cuenta cómo perdió a su hijo cuando el muchacho, joven y apasionado, se enroló en un barco como marino, desatendiendo los consejos de su preocupada madre.

"Hay barcos de mal agüero. Barcos malos. Les dan una mano de pintura después de cada catástrofe y les ponen un nombre nuevo para engañar a los incautos."

Me gustó sobre todo la ambientación tan de época, tan inglesa, la mar, el frío, la suciedad y el gris de la ciudad, ese aire de superstición de las historias de antaño.

-La verdad es una cueva en las montañas negras...
Este tiene un corte así muy de cuento, pero con un toque cruel y mezquino, pues sus personajes están llenos de defectos, lo que le da cierta cercanía. Un tipo bastante peculiar emprende una aventura en busca de una cueva misteriosa cuya leyenda cuenta que en su interior guarda tesoros inimaginables, un lugar lejano más allá de bosques, praderas y montañas. Por esos días nadie cree ya ni que exista, atribuyéndolo a viejas historias; sin embargo, ya alguien estuvo allí y, a pesar de guardar su secreto, puede dar fe de su existencia. Ese alguien es a quien nuestro protagonista logra encontrar y convencer para contratarlo como guía, prometiendo recompensarlo.
El viaje de ambos es muy curioso, pues, a cuál más astuto, los dos desconfían el uno del otro.
Lo que me pareció más destacable es la moraleja que tiene, que viene a decirnos que nada nos viene regalado así como así, que hasta la consumación de nuestros mayores anhelos luego no es tan idílica como imaginábamos y, por descontado, a la larga tiene una consecuencia o coste.

-Las nada en punto
Posiblemente este sea mi favorito, y eso que es de ciencia ficción (género al que me cuesta acercarme). Gracias a esta original historia he conocido al famoso "Doctor Who", que no es otro que el protagonista de una popular serie británica que lleva el mismo nombre, y que figura ya en el Libro Guinness de los Récords como la serie de televisión de ciencia ficción de mayor duración del mundo. Serie que nunca he visto, aunque confieso que tras leer este relato me han entrado ganas.
Esta historia nos cuenta cómo un ser maligno logra escapar de una prisión especial (única dadas sus características) más allá del tiempo y el espacio, y llega a la Tierra para hacerse con nuestro mundo. Pero sin violencia ni intimidación, pacíficamente. ¿Cómo puede ser esto? Pues ahí está la gracia.
Cuando todo empieza a desmadrarse el Doctor Who entra en acción, valiéndose de su particular máquina del tiempo.
Un relato de lo más ingenioso, con un final redondo.

"Tenía toda la intención de llevar a Amy directamente a casa, aunque quería dar un pequeño rodeo por Andalucía, durante la época medieval, donde, en una pequeña posada de camino a Sevilla, en cierta ocasión le habían servido el mejor gazpacho que había comido en su vida."

-La joven durmiente y el huso
Un cuento con personajes archiconocidos, pero con una vuelta de tuerca más humana y adulta. Como es natural en mí, cuando en una historia hay enanos de por medio (mi raza fantástica favorita), me gusta más si cabe.
No voy a hablaros mucho de este porque restaría sorpresa. Como dato curioso, existe una versión ilustrada de este cuento que estoy seguro tiene que ser toda una joya.

-Black Dog
Este relato, con el que de hecho finaliza la colección, nos habla de un forastero americano llamado Sombra que llega a un pueblecito inglés. Todo empieza en un pub, de noche, donde se nos presentan a los personajes principales. Al parecer el protagonista no es otro que el mismo de American Gods, uno de los libros más célebres de Gaiman.
Esta historia es una especie de thriller sobrenatural donde el peligro reside más en los vivos que en los muertos.
Me gustaron sus personajes y sobre todo sus diálogos.


.....

En el prólogo el autor nos cuenta pequeñas anécdotas de cada relato, por lo que es mejor leerlas tras la lectura de cada historia, como se nos recomienda en él.
La mayoría de los relatos están escritos en primera persona, algo que, para mi gusto, puede llegar a resultar arriesgado y, sobre todo, repetitivo. La variedad de géneros es amplia, abarcando desde lo fantástico a lo siniestro, la ciencia ficción, las historias inspiradas en cuentos clásicos, fantasmas, extraterrestres... y cómo no, un clásico entre las antologías de los autores consagrados, unas pocas rarezas y versos (¡qué manía con el material de relleno!).

De 25 relatos que tiene, solo estos 5 me han gustado realmente (un balance no muy alentador), e incluso estos pocos, salvo el de Las nada en punto, sus finales me han sabido a poco, no me terminaron de convencer.
A pesar de todo, me ha gustado mucho el estilo narrativo del autor, y solo por eso es muy posible que repita más adelante con alguno de sus otros libros.
En cuanto a Material sensible, solo se lo recomendaría a los incondicionales de Gaiman, estoy seguro de que ellos lo disfrutarán más.





martes, 20 de marzo de 2018

En el bosque sobrevive


Título: En el bosque sobrevive
Director: Adan MacDonald
País: Canadá
Año: 2014
Género: Drama, Supervivencia



Opinión personal
Hasta ahora pensaba haberlo visto todo en el género del terror/thriller. Pero tras ver esta película me di cuenta de que estaba equivocada. Lo que más angustia y miedo me ha hecho pasar es que nos puede pasar a cualquiera. Los protagonistas viven unas situaciones tan reales que el miedo se me metió en el cuerpo hasta el final de la peli. Y son de esas historias que no se olvidan fácilmente.

Todo empieza con Jenn y Alex, una pareja de novios que se aventuran de acampada en un paraje natural precioso. El chico ha planeado este viaje con mucha ilusión. Es un bosque al que iba mucho de pequeño y desea pedirle matrimonio a su chica en un lugar especial. Lo que nunca se imaginó es cómo termina todo.



A la velada romántica de la primera noche se suma un inesperado invitado. Mientras Alex va a por leña, un muchacho se acerca y entabla conversación con Jenn, que sin pensarlo le invita a cenar con ellos. Hecho que no le hace ninguna gracia a Alex, ya que es la primera noche de acampada y sus pensamientos distaban mucho de una cena para tres.
Por si fuera poco, el invitado resulta ser un gilipollas integral, vacilón y algo desagradable. Aun así, cenan juntos y finalmente termina yéndose por su camino, aunque sembrando el mal rollo en la pareja, ya que su actitud los incomoda bastante.



Pero nada impide a nuestra feliz pareja continuar con su viaje. Disfrutan del maravilloso paisaje y ya falta poco para llegar al misterioso lugar al que Alex quiere llevarla a ella. Se trata de una cascada impresionante, el sitio perfecto para declararse. Él se sabe el camino de memoria y no necesita ni mapas.
Todo cambia cuando se asoman al lugar desde donde verán la famosa cascada y lo que encuentran frente a ellos son árboles y más árboles durante kilómetros. La ansiedad se apodera de ellos al ser conscientes de que no saben dónde están. Pierden los nervios y tienen una fuerte discusión.


Tras pedirse perdón el uno al otro y analizar la situación, deciden volver por donde han venido. Pero cuando te adentras en un bosque de la magnitud de este es difícil no perderse aún más de lo que ya estás. Y eso mismo les ocurre a los protagonistas. Un día tras otro van dando tumbos. Lo peor es cuando llega la noche, donde cualquier sonido cobra un matiz más siniestro y espeluznante que a plena luz del día. Ambos temen que el chico que les acompañó la primera noche les esté siguiendo, pero se equivocan. Se trata de algo mucho peor.


Se trata de una historia que se te quedará grabada a fuego por mucho tiempo. Y desde luego te pensarás muy mucho ir de acampada cuando te lo propongan. No es la clásica peli protagonizada por la típica pareja de novios donde ella es una histérica niña tonta y él un guaperas machote. Es cruda e inesperada. Tanto los personajes como la trama son muy creíbles. Creo que es muy importante que esté basada en una historia real, le da un toque de realidad que no tienen este tipo de películas. Tienen que verla.







martes, 13 de marzo de 2018

Whiplash


Título: Whiplash
Director: Damien Chazelle
País: Estados Unidos
Año: 2014
Género: Drama



Opinión personal
Estamos ante una de esas obras imposibles de olvidar por la carga tan emocionante y vertiginosa que tiene, pero sobre todo por sus personajes tan potentes.

La película nos presenta a Andrew Neilman, un joven y ambicioso baterista de jazz que lucha por hacerse un hueco y triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este. A veces solo el trabajo duro no es suficiente para alcanzar el objetivo fijado, también hace falta un empujoncito, ese esperado soplo de suerte. Y para nuestro protagonista llegará un día en el que un exigente profesor se fija en él. Todos lo conocen por dirigir el mejor conjunto de jazz del Conservatorio, cualquier alumno mataría por ingresar en su selecto grupo. Una oportunidad de oro que Andrew no deja pasar, e ingresa como batería suplente. Sin embargo, todavía está a prueba, por lo que tendrá que pelear duro para ganarse el puesto.



Un hecho fortuito que le cambiará la vida, pues no tiene ni idea de adonde se ha metido. El profesor Terence Fletcher es famoso tanto por su talento para la música como por sus rigurosos métodos de enseñanza. Para aspirar a la fama hay que pasar por su clase, lo cual significa bajar a los infiernos.



Pero nuestro protagonista no se rendirá fácilmente. Su ambición no conoce límites, y cuanto más lo exprime el profesor Fletcher, mayor es su compromiso, sacando fuerzas de donde no le quedan, pues Andrew no es un muchacho corriente; marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, aspira a llegar alto. Andrew no se contenta con ser bueno, simplemente pretende llegar a ser el mejor, y si para ello tiene que sacrificar su vida personal con tal de conseguir su sueño no lo dudará ni un segundo. Disciplina, practicar, practicar y practicar hasta que le sangren las manos.




Me habían hablado maravillas de esta película, y aun así, es de esas pocas veces en las que incluso con las expectativas altas me ha sorprendido mucho. Para bien, claro. Desde que empieza el ritmo es gradual, va poco a poco, de menos a más, agarrándote por el cuello y sin soltarte hasta que llegas al final. Y qué final, señores!! Preparaos para un final de esos bestiales con el que quedaréis rendidos ante esta hipnótica historia. Uno de esos giros o golpes de efecto que te dejan con la boca abierta y la tentación de levantarte y aplaudir.



La fijación de este profesor por Andrew, y a su vez el afán de superación del protagonista, forman uno de esos duelos interpretativos memorables. Padeceremos la extrema tensión a la que Andrew está sometido, sufriremos con él y llegaremos hasta desear que alcance su sueño. Pero no esperéis el cliché, lo típico, la película sorprende, no es una historia amable, pero sí muy auténtica, como sus personajes o su música, el verdadero alma de esta obra maestra ganadora de 3 Oscars.


De momento, lo mejor que he visto este año, y dudo que alguna otra película la supere. Tenéis que verla, os atrapará desde los primeros minutos.





martes, 6 de marzo de 2018

Todo es eventual


Título: Todo es eventual
Autor: Stephen King
Páginas: 528
Año de edición: 2002
Género: Terror, Relatos



Opinión personal
¿Quién no conoce a este genuino autor? Para mí sus libros tienen un significado especial porque me inicié en el mundo de la lectura con Cementerio de animales y he leído muchos de sus libros y relatos. De su pluma destaco la sencillez de la narración y los diálogos. Siempre consigue meterme rápidamente en la trama y por lo normal suelo disfrutar más con las historias secundarias que con el argumento principal de la historia.

Todo es eventual reúne 14 de sus mejores relatos. Toca distintos genéros aunque todos forman un conjunto en armonía. No os voy a hablar de cada uno de ellos pero me gustaría destacar los que más me han gustado:
  • Sala de autopsias número 4. Un hombre despierta tumbado en una camilla justo cuando le van a practicar la autopsia. Su cuerpo yace sin vida pero sin embargo es consciente de cuanto pasa a su alrededor. Para ir abriendo boca no está nada mal. Con este relato los pelos se me pusieron de punta y la angustia no me abandonó hasta el final.
  • Todo es eventual. El relato que da título al libro nos cuenta el rumbo que toma la vida de un chaval con un poder sobrenatural que ni él mismo conoce. Vende pizzas y vive con su madre. Siempre ha sido objeto de burlas y abusos. Un día recibe una llamada que lo cambiará todo. Es un cuento fantástico que me hizo plantearme ciertas cuestiones sobre la sociedad.
  • El virus de la carretera. Espeluznante relato en el que Kinell compra un misterioso cuadro en una tienda de segunda mano. El único cuadro que quedó del legado de una adinerada familia tras un incendio. Desde que adquiere dicho cuadro todo empieza a ir mal. La dueña de la tienda muere a los pocos días de su visita. Lo más sorprendente es cómo va cambiando la imagen del cuadro y las consecuencias que ello traerá para Kinell y sus allegados. Un magnífico relato de terror.
  • 1408. Mike, un famoso escritor de novelas de terror sobre lugares encantados decide pasar una noche en la habitación número 1408 de un hotel, conocida por no ser ocupada desde hace muchos años y por poseer un historial de muertes de todo tipo. A pesar de la insistencia de Olin, el encargado del Hotel, para que se hospede en cualquier otra habitación, nuestro escritor ocupa la habitación número 1408. 70 minutos tan solo pasa dentro y tendréis que leer el relato para saber qué ocurre dentro y cómo termina la historia.
  • Montado en la bala. Alan, un joven universitario, recibe una llamada en la que le avisan que su madre ha sufrido un derrame cerebral y está ingresada en el hospital. A pesar de que le aseguran que está estable y no debe preocuparse, el chico sale inmediatamente para el hospital. Tiene su coche estropeado y decide hacer autostop. Como bien sabemos, es algo arriesgado ya que te subes al coche de un desconocido y unas veces puede salir bien y otras no tanto. El primer coche al que sube huele a pis y el anciano que lo conduce tiene mal aspecto. En cuanto puede, Alan se baja volviendo a hacer autostop. Echa a andar bajo la luz de las estrellas y termina en un cementerio. Justo allí consigue que otro coche pare y lo deje montar. Aunque si hubiera sabido lo que le espera, el joven no hubiese subido nunca a ese coche. Otro relato que no podéis dejar pasar.

Se trata de una antología fantástica donde el terror, la angustia y la sorpresa están aseguradas. He disfrutado bastante leyendo cada uno de los relatos aunque unos me hayan gustado más que otros. Para mí siempre es un gusto leer a King.