martes, 7 de julio de 2020

Cumplimos 6 años, con el libro favorito de 41 blogueros!!

Esta semana el blog cumple 6 años, que se dice pronto. 6 años compartiendo momentos con vosotros, estrechando lazos con cada uno de los fieles que por este humilde rincón os pasáis. Una vez más, de parte de Moniki y este servidor... Gracias por estar ahí.



Este año me apetecía hacer algo especial, y pensando en vosotros, y en los libros (una de mis grandes pasiones), me vino a la mente esa frase tan maravillosa que dice...


"Si quieres conocer a alguien, lee su libro favorito. Así de simple."



Y entonces se me ocurrió algo. ¿Por qué no reunir el libro favorito de aquellos lectores de quienes más me fío a la hora de apuntarme recomendaciones literarias? Es por ello que, como ya os dije a algunos, esta entrada me parece una delicia no ya para la comunidad bloguera, sino para mí mismo, para atesorar una lista con las mejores recomendaciones posibles.
Así pues, aquí tenéis el libro favorito de 41 blogueros (casualmente, los mismos años que yo cumplo junto con el blog, este 10 de julio). Mil gracias a los que habéis colaborado para poder elaborar esta magnífica lista.


Sin más dilación, empezamos!!
(Cada opinión expresa las palabras exactas de los que me hicieron su recomendación. Algunos hasta coincidieron con la elección de su libro favorito.)




Alba, de Amor por los libros - La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón
Fue el libro que me enganchó a la lectura para siempre. Fue una lectura obligatoria del instituto y me descubrió todo un mundo de emociones y sentimientos. Es un libro con una estructura de muñeca rusa en el que encontramos de todo, intriga, romance, asesinatos, todo ello ambientado en la Barcelona del siglo XX, una Barcelona lúgubre y gris pero a la que el autor sabe dotar de una belleza increíble dentro de ese ambiente gris. Y lo más especial, la pluma del autor que para mí hace magia y desde la primera línea me atrapa y no me suelta. (Reseña aquí).

Laky, de Libros que hay que leer - La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón
Hace muchos años que leí (antes de que fuese conocido, yo fui una de las que lo recomendó en ese boca a boca infinito) y no he conseguido olvidarlo. Esos personajes y, sobre todo, esa atmósfera única que creó Zafón me fascinaron.




Montse, de Amor y palabras - Drácula, de Bram Stoker
No considero que sea un libro perfecto, y tiene cosas que no me convencen del todo, pero es uno de mis libros favoritos desde siempre, he perdido la cuenta de las veces que lo he leído, para mí significó adentrarme en el mundo sobrenatural y descubrir cuánto me gustaba ese género, y no soy objetiva con él. Es un libro que, como ya todos sabéis, está narrado a través de cartas y diarios, pero no es un libro sin diálogos, para nada, y aunque es verdad que en ciertos momentos la lectura puede volverse más densa, y lenta, no considero que sea una historia difícil de leer. La primera vez que yo lo hice era adolescente, y la disfruté como pocas historias he disfrutado, así que animaros a leerla, de verdad que merece la pena aunque solo sea para darse cuenta de lo que Stoker consiguió en su momento. Es una novela que se publicó por primera vez en 1897... Han pasado más de 120 años, y bajo mi punto de vista, ha envejecido muy bien. (Reseña aquí).





Anabel Samani, de Anabel Samani - Walden, de H. D. Thoreau
¿Por qué recomendaría Walden? Por la lucidez de sus palabras y su forma de ver la vida, por la poética y acertada manifestación de la necesitad del regreso del hombre a la naturaleza, a la sencillez, a la contemplación de la vida. Por pensamientos como estos:
"¿Cómo podría tener yo una casa amueblada? Prefiero sentarme al aire libre, porque no hay polvo sobre la hierba, a menos que el hombre haya quebrado el terreno."
"Una vez se posó un gorrión en mi hombro durante un instante, mientras yo estaba cavando en un jardín de la ciudad, y me sentí más distinguido por ello que por cualquier charretera que hubiera podido llevar."
"Nuestra vida se pierde en los detalles". (Reseña aquí).






Cris, de Bajo la piel de un lector - Norte y Sur, de Elizabeth Gaskell
Es un libro que no me canso de recomendar. Creo que los clásicos casi siempre son una garantía, no hay que tenerles miedo y además este se lee especialmente bien. Norte y sur nos traslada directamente a la Revolución Industrial inglesa, al contraste entre el norte y el sur del país y a cómo vive ese brusco cambio su protagonista, pues tiene que abandonar el precioso sur para trasladarse a un norte sucio y oscuro. Esto nos permitirá disfrutar de una historia costumbrista, llena de personajes inolvidables que vivirán situaciones de todo tipo, entre las que destaca la relación entre esta protagonista y el dueño de una de las fábricas. Su relación estará marcada por unos prejuicios que acabarán diluyéndose para convertirse en amor. Es una historia maravillosa y todo lo que pueda decir es poco. (Reseña aquí).




Esther, de Buscando mi equilibrio - Ritos funerarios, de Hannah Kent
Lo recomiendo porque es un gran libro. Está basado en una historia real, de esas difíciles de digerir e injusta, que marca un antes y un después en tu trayectoria lectora. (Reseña aquí).

















Rocío, de Cazando estrellas - Brooklyn Follies, de Paul Auster
Porque es un canto a la vida y a la esperanza. El autor lo escribió tras el atentado del 11S, porque observaba la tristeza imperante en el ambiente, y bueno, es un libro maravilloso. (Reseña aquí).

















Tamara López, de Chica Sombra - Tormenta sangrienta, de Tony Jiménez
Ojo, cuando lo leí aún no era, ni mucho menos, mi marido, pero creo que ahí fue cuando empecé a enamorarme de él. Es una novela extensa, de esas que te atrapan poco a poco y luego se niegan a querer dejarte salir. Los personajes son fabulosos, y el escenario inigualable.
Si os gusta el terror, de verdad que os va a encantar. (Reseña aquí).














Alicia, de Dragones en el país de los libros - El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien
La verdad es que cuesta elegir sólo uno pero tengo que reconocer que siempre que pienso en uno favorito se me viene a la mente El Señor de los Anillos, creo que es el libro de fantasía por excelencia, ese que todo el que disfrute del género debería leer alguna vez. Su calidad, trama, personajes y el increíble desarrollo de su mundo lo convierten en el mejor para mí.

Rocío Tizón, de Relatos y más - El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien
Me gusta porque trata temas universales, como la lucha del Bien contra el Mal. Porque los personajes no son blancos ni negros, sino que hay grises y porque nos dice que la gente pequeña y sin grandes poderes es la que de verdad cambia el mundo.




Ana Granger, de El Aventurero de Papel - Patrick ha vuelto, de Josephine Tey
Recomiendo este libro porque si bien el gran misterio que encierra esta novela no sea difícil de adivinar para el lector a lo largo de su lectura, está escrita de un modo exquisito y su protagonista es muy carismática y nos hace partícipes de sus inquietudes, miedos y sospechas. Todo ello, la convierten en una novela repleta de suspense y con una atmósfera que atrapa. Un libro agradable de leer y muy visual. (Reseña aquí).













Yolanda, de El gato trotero - Los cuentos de Canterbury, de Geoffrey Chaucer
Nunca había leído nada igual, yo tenía 15 años, y me pareció brutal: crítica social, humor, sátira, metáforas, erotismo... ¡Brutal, brutal!
En treinta años ninguno lo ha superado, tengo varios ejemplares en varios idiomas y no dejo que nadie los toque bajo pena de muerte. (Reseña aquí).














Laura Santiago, de El libro en el bolsillo - La mano izquierda de la oscuridad, de Ursula K. Le Guin
Es mi libro favorito porque es un libro de ciencia ficción, y ese es mi género favorito, pero dentro de ello nos muestra cómo se ama a las personas más allá del género, de la especie, más allá de lo que entendemos por relación romántica. Además, es una crítica al sistema basado en la oposición de género y a los roles que les adjudica a cada uno de ellos. (Reseña aquí).














Aylavella, de El mundo de Aylavella - Crimen en la posada, de Molly Thynne
Me encantó como la autora desarrolló la historia, planteó la trama y resolvió el misterio y sobre todo su forma de escribir, clara y directa, fue una lectura ágil que me enganchó desde el minuto uno (ahora me está dando ganas de releerlo...). (Reseña aquí).















Naya, de El mundo de Naya - Peter Pan, de J. M. Barrie
Me parece un libro ingenioso, que refleja cual espejo la sociedad en la que el autor vivía, que incluye una cantidad de críticas marcadas hacia la misma y que, además, tiene una pluma ligera, cercana (diría que incluso cómplice), que hace que el lector se sumerja de la mano de Peter Pan en Nunca Jamás, que viva una aventura llena de imaginación y sueños pero que, a su vez, experimente la cara más oscura de una infancia eterna y de un sistema de valores regio que rige la sociedad británica del momento. Por último añadir que la complejidad de los personajes principales (especialmente Peter y Garfio) me parece el broche de oro para una narración que, para mí, es una auténtica obra de arte.







Norah Bennett, de En el rincón de una cantina - 22/11/63, de Stephen King
Porque es una historia maravillosa. Porque el motor es el amor, los personajes son adorables o temibles. Abarca muchos años de historia, y de Historia, y te lo crees todo de la primera a la última palabra. (Reseña aquí).

Lesincele, de Leer es viajar - 22/11/63, de Stephen King
Es uno de mis libros favoritos porque me encanta la historia y aunque en este caso, contiene datos históricos mezclados con ficción, el autor consigue sumergirte sin ningún problema en los años 60. Es un libro detallista y que consigue emocionar al lector. (Reseña aquí).









Estefania Castellanos, de En un mundo de sueños - Todo lo que sucedió con Miranda Huff, de Javier Castillo
Os recomiendo totalmente Todo lo que sucedió con Miranda Huff porque es un libro donde encontraréis misterio, intriga, acción y un poquito de romance. Una historia con la que os aseguro que os enganchará desde el primer capítulo y no vais a poder dejar de leer hasta haber descubierto todo el misterio.















Aida, de Jardines de papel - Una sonata de verano, de Belén Martínez
Me gusta mucho este libro porque el realismo mágico está muy bien desarrollado, los personajes evolucionan de forma notable y, lo más sorprendente de todo, es que también nos encontramos una historia dentro de otra historia. (Reseña aquí).
















Rachel, de La biblioteca de Rachel - Matadero Cinco, de Kurt Vonnegut
Uno de mis imprescindibles. Vonnegut nos habla de la crueldad de la guerra en clave de humor, pues vivió en sus carnes el bombardeo de Dresde (II Guerra Mundial). O sea, que su manera de continuar con su vida fue escribiendo esta maravilla, que derrocha imaginación al mezclar la historia del protagonista, su alter ego, con extraterrestres de un planeta llamado Trafalmadore. Adoro su estilo desenfadado, su imaginación, su pacifismo... Increíble. (Reseña aquí).












Yolanda, de La vida de mi silencio - Por favor, cuida de mamá, de Kyung-sook Shin
Porque es un duro golpe de realidad, te hace cuestionarte muchas cosas, sobre todo, como hijo/a. Con la desaparición de una mujer como telón de fondo la autora nos deja entrever cómo fue su vida y su relación con su familia, tanto marido como hijos e hijas. Y es en este relato que te das cuenta de la importancia que tiene que veamos a nuestra madre más allá de su papel como madre, como una mujer con sus sueños, esperanzas y vida. Un libro que invita a la reflexión y que te hace querer ser mejor hijo/a y persona.










La morada del búho lector - Cumbres borrascosas, de Emily Brontë
Mi libro favorito creo que sería Cumbres borrascosas porque me gusta todo el ambiente... La historia gótica... Todo. Y obviamente la autora es fantástica.


















Miss Hurst, de Las Inquilinas de Netherfield - La inquilina de Wildfell Hall, de Anne Brontë
Me apasiona La inquilina de Wildfell Hall porque, además de tratarse de un libro de una calidad extraordinaria con unos personajes sobresalientes, rezuma valentía, genio y determinación. Trata temas muy duros que no se hablaban en público en la época en la que fue escrito y que la autora por desgracia conocía muy bien, y encima pone al frente a una mujer que no se atiene a convenciones sociales y hace de la independencia y la fortaleza de carácter sus mejores armas. Anne Brontë fue una mujer brillante y audaz, ya va siendo hora de darle el sitio que le corresponde en la literatura universal.







Jani, de Las lecturas de Seshat - Vendidas, de Zana Muhsen
Es un libro que narra la historia real de la autora y su hermana, dos inglesas cuyo padre es de Yemen y su madre británica, son vendidas por su padre a dos familias de Yemen, ellas lo descubren cuando llegan allí, van engañadas por su padre. Es una historia muy dura que muestra perfectamente el papel de la mujer en aquello países. Es dura y frustrante a partes iguales. Es un libro con el que me cabreé, me frustré y me marcó mucho, sentí mucha impotencia al leerlo, lo leí bien jovencita, fue mi primer libro para adultos que leí y fue un bofetón en toda regla al descubrir lo que ocurría en diferentes lugares del mundo con las mujeres. Han pasado más de veinte años y no logro quitarme de la cabeza a Zana y Nadia, a pesar de ser un libro duro, el carácter de Zana te hace luchar con ella y alzarla para lograr solucionar esta atrocidad que cometen con ellas.



Marisa, de Lecturápolis - Carta a una desconocida, de Stefan Zweig
Porque, para ser hombre, retrata muy bien el universo femenino. (Reseña aquí).















Mar, de Leyendo con Mar - Casa desolada, de Charles Dickens
Al final he elegido Casa desolada de Dickens, porque es una novela que me encanta, la he releído varias veces y con cada lectura descubro algún aspecto que no había caído antes. (Reseña aquí).





María, de Leyendo en K - La historia interminable, de Michael Ende
Fue el primer libro que leí y creo que mi carrera de fondo en el mundo de la lectura no habría sido la misma si mi primer libro hubiera sido otro. Me maravilló y me enganchó de tal manera que supe que los libros eran una de las maravillas de este mundo. (Reseña aquí).

Vanesa, de Libros que pasan por mis manos - La historia interminable, de Michael Ende
Es un libro que, además de tener un peso emocional para mí por todo lo que recuerdo en torno a él, nos da una lección sobre lo importante que es la creatividad, la cohesión de las diferentes culturas y sus diferencias, la esencia de no perder el espíritu que llevábamos dentro en nuestra infancia, y que soñar puede abrirnos nuevas puertas a situaciones llenas de felicidad.
Es un libro que habla de esperanzas y emociones positivas excepcionales.






Carmen, de Libros en mi biblioteca - Tan poca vida, de Hanya Yanagihara
Es un libro complicado, con una historia bastante dura y completa, cuyos personajes están perfilados de tal manera que se me quedaron muy adentro. Es verdad que puede resultar largo, tedioso en algún momento, pero es tanto lo que vives a través de ellos que, en mi caso, cuando leí las últimas palabras hubiera vuelto a empezar de nuevo porque sentía dolor al dejar marchar a sus personajes.
Uno de los motivos por los que he elegido este libro es porque mi género (o subgénero, según se mire) favorito es la narrativa intimista, aquella que llega hasta el interior de los personajes para mostrarlos tal y como son, y este es un libro que sabe, y muy bien, hacer justo eso. (Reseña aquí).










Resi, de Life is a Book - Plástico cruel, de José Sbarra
Tengo muchos libros preferidos y elegir uno es una tarea de lo más complicada, además de que puede variar en función de cuando se me haga la pregunta. Pero, mi elección de Plástico cruel no ha sido complicada ya que es el mejor libro que leí a lo largo de 2019. No conocía al autor y fue un soplo de aire fresco entre tantas lecturas densas y pesadas, pero no es únicamente un libro que se lee rápido, es un libro que vale la pena leer y releer por sus diálogos y por la forma de narrar del autor.
Hay frases que permanecerán en mi memoria por un largo período de tiempo, imposible olvidar una sentencia como: "Cualquier objeto de plástico dura más que un amor eterno", cruda, dura y real, igual que Plástico cruel. Un libro no recomendado, recomendadísimo. Su autor no será nunca conocido en España ni encontraremos libros suyos publicados, pero el talento de Sbarra así lo merecía. (Reseña aquí).






Shorby, de Loca por incordiar - Clara y la penumbra, de José Carlos Somoza
Es un libro que he recomendado un montón de veces, el primero que leí del autor, hace 16 años ya, y me voló la cabeza la historia, el concepto, cómo estaba contado y la forma de narrar de este señor.
Es un autor muy interesante que merece muchísimo la pena, toca bastantes palos en sus obras y las hay de todo tipo (con, por supuesto, sus altibajos) mezcla suspense, terror, cifi, de forma súper creíble y primando casi siempre el primero de esos géneros. De esta obra en concreto, me sorprendió mucho el concepto de arte que explica... hay una galería indie aquí en Madrid que utiliza un concepto similar y me encantó. (Reseña aquí).










Raquel Gonzalez, de Los augurios de la luna - Un fuego azul, de Pedro Feijoo
Porque para mí como amante del thriller, contiene todo lo que puedo desear en una novela de este género. Tensión, brutalidad, escenas escabrosas, giros argumentales que te dejan con la boca abierta, momentos en los que te quedas sin respiración... Con personajes súper bien trazados, muchas piruetas que no te ves venir, para empezar con el título. ¡Es que la tenéis que leer para saber de qué os hablo! (Reseña aquí).













Marian, de Marian lee más libros - La decisión de Sophie, de William Styron
Entre mis tres favoritos, al final me he decantado por La decisión de Sophie de William Styron porque es uno de los libros que más huella me han dejado. Lo disfruté hace mucho tiempo, antes incluso de tener el blog, pero es de esos pocos que tengo en mente releer algún día y eso que no soy de relecturas. La prosa de Styron me parece brillante, la ambientación y los tres personajes protagonistas son maravillosos, de esos cuyo recuerdo perdura en el tiempo. Además, lo recomiendo porque invita a reflexionar sobre la maldad y la falta de empatía del género humano y porque me resultó una lectura inquietante, una "decisión" aterradora.










Margari, de Mis lecturas y más cositas - La voz dormida, de Dulce Chacón
Es un libro que me sorprendió totalmente. Porque lo elegí por impulso en una de mis visitas a la biblioteca, sin saber aún nada de él. Sólo porque me gustó su título. Y me encontré con una historia que me dolió tanto... Tan bien contada, con tantas emociones... Una joya. (Reseña aquí).
















Marita, de Monalisa a los 40 - Tokio blues (Norwegian Wood), de Haruki Murakami
Es un libro que logró cautivarme desde la primera página. El autor hábilmente logra transmitir la tristeza y alegría de los personajes. La trama nos deja pensando en que las historias de amor no siempre son felices y las experiencias de juventud, quedan guardadas en nuestra memoria para siempre. Lo recomendaría a todos los amantes del estilo tan peculiar de Haruki Murakami. (Reseña aquí).















Marta, de Na Marta i els Llibres - La red de Alice, de Kate Quinn
Porque es una novela histórica, que habla del papel que tuvieron las mujeres en las dos Guerras. En este caso, es una mujer que participó como espía. De la poca relevancia que le dieron. Pero, también, habla de otras profesiones como las enfermeras. En el libro aparecen nombres reales de mujeres activas en la Guerra. Mujeres que arriesgaron su vida, por una causa. (Reseña aquí).














Lit, de Pájaras lectoras - El brillo de las luciérnagas, de Paul Pen
Es mi favorito por lo mucho que la historia me impactó en su momento y porque ni en mil años habría adivinado qué escondía la familia protagonista. Tengo muy claro por qué esta historia funcionó tan bien conmigo: todo se nos cuenta desde el punto de vista de un crío y de ahí que todos los miembros de la familia mareen la perdiz y le tengan constantemente engañado o haciéndole creer que son los demás quien le tienen engañado. (Reseña aquí).














Rubí, de Rubíes literarios - Nuncanoche, de Jay Kristoff
Es mi libro favorito porque Mia, la protagonista, es increíble, los personajes secundarios inolvidables, la ambientación impecable y oscura. Lo recomiendo muchísimo, aunque tengo que decir que el comienzo es algo complicado por unos pies de página que nos explican cosas de la historia y mitología, además del pasado de Mia, pero una vez te adentras en este mundo de asesinos es imposible salir. (Reseña aquí).














Esther, de Rumbo a lo desconocido - La bailarina de Auschwitz, de Edith Eger
Porque no hay mejor forma de empaparse de la historia real de alguien que ha vivido en primera persona la Segunda Guerra Mundial, y descubrir una de las peores partes de nuestra historia. Es un relato duro y cargado de situaciones que ponen los pelos de punta, es cierto, y sus personajes traspasan el papel para convertirse en personas de carne y hueso, pero creo que, más allá de eso, el objetivo de esta novela autobiográfica es dar voz y visibilidad a aquellos que, por desgracia, no lograron sobrevivir. (Reseña aquí).













Sandry, de Sueños entre letras - Jane Eyre, de Charlotte Brontë
Es libro favorito por varias razones. A los 11 años me lo regaló mi madre, pues también es su libro favorito. Tenía dudas de si lo podría leer bien siendo yo tan pequeña pero no tuve problemas y lo entendí bien. No solo eso, me marcó de por vida. Encontré en Jane Eyre una amiga del alma, una mujer valiente y decidida, un ejemplo a seguir. Además, la historia me fascinó, al igual que el misterio y la ambientación. Un clásico imprescindible.













Yo leo novela - El bosque de la memoria, de Sam Lloyd
Al tratarse de un thriller atmosférico el entorno donde se desarrolla la historia es pieza fundamental de la trama. Suelo leer mucha novela en la que el ambiente cobra su protagonismo. Dejarme mecer por el arrullo de El bosque de la memoria ha sido de lo mejor que he podido hacer en estos últimos meses.
Además me gustó el tratamiento de los personajes que crecen o se achican adaptándose y evolucionando según las circunstancias.
Pero lo que más me sedujo fue la capacidad que tiene el mal como esencia natural de la historia. Se trata de una historia malsana en la que casi salgo dolida. Las lecturas que tienen la capacidad de dañar al lector, que son crueles con el espectador y no se amilanan en devastar la psique humana abriéndose paso como un tsunami son las que más engullo. (Reseña aquí).







.....

De nuevo, gracias a los que colaboraron para llevar a cabo esta entrada tan especial. Estoy seguro de que muchos os iréis con algunos títulos apuntados. Al resto, si no veis vuestro libro favorito en esta lista, la pregunta es obligada: ¿cuál es el vuestro? Ese que os marcó para siempre.


lunes, 29 de junio de 2020

Mala Estrella


Título: Mala estrella
Autor: Barbara Baldi
Páginas: 120
Año de edición: 2019
Género: Cómics, Novela gráfica


Opinión personal
Cómo va ese principio de verano? Por aquí por el sur ya empieza a ser un auténtico fastidio, todo el día tirando de ventilador. No soporto el calor. En ese sentido soy un poco raro, pues el clima que más disfruto es el otoñal. Me chiflan los cielos nublados, la lluvia, la hojarasca, los paisajes con cierta decadencia, el verdor, la herrumbre, la humedad... Ays, cómo lo extraño. Y algo de esto (por no decir mucho) tiene Mala estrella, la última novela gráfica que por mis manos ha pasado. Os cuento un poco de qué va y mis impresiones.

La historia nos sitúa en 1850, en el condado de Nottinghamshire.
En la vieja mansión todos andan de aquí para allá, con los nervios a flor de piel y el corazón encogido, una tristeza insondable impregna el ambiente en la casa. Finalmente, Lady Sutherland ha muerto.






La fallecida, una aristócrata venida a menos, tiene dos nietas: Clara y Olivia. Tras la lectura del testamento, ambas hermanas quedan muy sorprendidas, pues lo que les ha tocado no es lo que esperaban. Pronto surgen las desavenencias entre las dos, y una de ellas, descontenta con su trozo del pastel, hace las maletas y de un día para otro se despide fríamente de su hermana, de la que parece haber renegado para siempre. Divididas por la decisión tomada de su abuela antes de morir, las jóvenes herederas tratarán de reconducir su vida con desigual fortuna.
Clara (nuestra protagonista) se queda entonces sola, llevando las riendas de una mansión que, lejos de su antiguo esplendor, se encuentra prácticamente en ruinas. Acaba de perder a su querida abuela y, unos días después, también a su única hermana.





Unas semanas más tarde el contable de la familia la pone al día, descubriéndole las cuantiosas deudas que empieza a acumular. Apenas queda dinero para pagar al propio personal del servicio, y mucho menos para costear los innumerables desperfectos de la mansión, víctima del deterioro del tiempo.
Pero Clara no se amilana fácilmente, y empieza a vender joyas, artículos de colección de un antiguo legado familiar, cualquier pieza de valor con la que mantenerse a flote un poco más. A ella no se le caen los anillos, y pronto comienza a echar una mano allá donde haga falta, mezclándose como una más entre la gente del servicio, ocupándose de las tareas domésticas del hogar, de arrimar el hombro en las labores de los jardines, de trabajar las tierras de labranza...







Pero a pesar de los esfuerzos por mantener a flote un legado que le ha sido otorgado, por intentar devolver el brillo y el color a la vieja mansión, por preservar la memoria y el buen nombre de su abuela..., parece que todo resulta en vano. Cuando daba la impresión de que las cosas empezaban a mejorar, a atisbar un poco la luz al final del túnel, un cúmulo de calamidades hace que en poco tiempo caiga en desgracia.




A partir de aquí, el destino de nuestra joven protagonista se antoja de lo más incierto y desolador, dando un giro de ciento ochenta grados a su vida. Pero entre tantas penurias e infortunios no todas las sorpresas serán desagradables.

Mala estrella es el primer trabajo de la ilustradora italiana Barbara Baldi, un relato intimista que bien podría pasar por uno de esos grandes clásicos de la literatura inglesa del XIX, como Jane Eyre o Cumbres borrascosas, en el que lo que más destaca es el arte. Cada viñeta parece una pintura al óleo.






Hay pocos diálogos, pero tampoco es algo que me haya importado, pues se recrea más en el ambiente para expresar los distintos estados de ánimo. Me encantaron ciertos contrastes, como los blancos invernales de fuera frente a los negros de los góticos interiores, o los grises de esos horizontes encapotados, o esos tonos verdosos de algunos paisajes, azulados, turquesas, transmitiéndote esa sensación de melancolía, esa belleza secreta en la propia decadencia de las cosas, esa soledad, unas veces impuesta, otras escogida, unas veces fría y despiadada aun estando en compañía, otras en cambio acogida con inconfesable placer.



En la faja promocional que me venía en esta edición, un rótulo rezaba: "El cómic que leerían las Brontë". No lo sé, no he tenido el gusto (todavía) de leer a tan célebres hermanas. Lo que sí sé es que si tuviese que ponerle un pero, sería que me ha sabido a poco. La historia, que no deja de ser interesante y atractiva, se me hizo muy corta (y eso que me la dosifiqué), dejándome esa sensación al cerrar el libro de haberme faltado algo. Aun así no me arrepiento de haberla leído, pues solo por sus preciosas ilustraciones ya merece la pena.
Los interesados podéis adquirir esta delicatessen en la página de la editorial, pinchando aquí.
¿Lo recomiendo entonces? Sí, aunque con reservas, sabiendo qué es y a qué tipo de lectores va dirigido.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...