sábado, 13 de diciembre de 2014

El testamento de Atlantia


Título: El testamento de Atlantia
Autor: Jan Alan
Páginas: 401
Año de edición: 2013
Género: Histórica y aventuras

Sinopsis
Un grupo de arqueólogos, dirigidos por el prestigioso profesor Leyton Hicks, descubren por casualidad una cámara oculta en unas excavaciones realizadas en la ciudad de Estambul. Dicha cámara lleva sepultada 1600 años, y dentro esconde lo que Hicks considera un tesoro sin precedentes: restos de tablillas, mapas en piel de oveja, papiros medio rotos, y rollos de pergamino escritos tanto en griego antiguo, como signos egipcios y otro idioma que Hicks no reconoce. La cámara podría pertenecer al encargado de la biblioteca de Bizancio (más tarde Constantinopla), un judío alejandrino llamado Ben Yosser, que podría haber trasladado y ocultado parte de documentos de la biblioteca de Alejandría antes de su total destrucción.
Hicks consigue reunir en torno a él un grupo compuesto por algunos de los mejores especialistas del momento para que le ayuden a descifrar aquel misterio. Pronto descubren que las legendarias obras de Platón, Timeo y Critias, sobre la Atlántida podrían tener más de verdad que de mito. El revuelo del inicio hace que otros con poderosos intereses también deseen averiguar lo descubierto por el grupo de Hicks, lo que pone a estos en serio peligro.
Alex Ventura es uno de esos especialistas que trabaja para Hicks, y para un tranquilo profesor de universidad su vida dará un vuelco total, y lo acercará casi a cumplir un sueño que tenía desde niño; probar la existencia de la Atlántida.
Es una aventura que nos llevará a lugares lejanos, nos acercará a un pasado muy remoto, y sacará lo mejor y lo peor que llevamos dentro.



Conocí al autor en persona, pues coincidimos en la caseta de una feria del libro. Hace ya algunos meses desde aquella mañana, en la que aparte de intercambiarnos los libros, estuvimos charlando largo y tendido. De entrada conectamos rápido, me pareció un tipo sencillo, cercano y apasionado por lo que hacía.
Una instantánea del momento, si no recuerdo mal, antes del verano...


(A la izquierda, Jan Alan, el autor del libro que aquí os traigo; en el centro Athan Ato, autor de "Los cuatro reyes: Joyas y sombras", con mi libro en las manos; y yo mismo, a la derecha, con el libro de Ato).

Opinión personal
Como habréis podido ver en la sinopsis, es el tipo de libro ideal para los amantes de las tramas de investigación, de misterios perdidos en la historia, de civilizaciones remotas enterradas por los siglos... De entrada reconoceré que no es mi género idóneo, más bien todo lo contrario, autores tipo Javier Sierra o Dan Brown no me suelen llamar nada. Es por eso por lo que cuando me tocó afrontar su lectura lo hice con cierta inquietud.

Vencidos mis prejuicios, intenté dejarme llevar por la historia.
Un grupo de especialistas (arqueólogos, geólogos, historiadores, expertos en lenguas muertas...), cada uno de una nacionalidad, se embarca en una investigación que lo llevará a los últimos vestigios del amanecer de nuestros días y, a través de lo que parecen ser ciudades sumergidas y enterradas de la mítica Atlántida, el legado más antiguo de nuestro origen.

Al principio me hice un poco lío con tantos personajes, pero luego más o menos fui tomándoles la medida a unos y a otros. Lo que más me llamó la atención de ellos fue la vitalidad, e incluso en ocasiones la temeridad, a la hora de perseguir ese sueño por el que todo científico se ha pasado media vida anhelando, unas ganas por desenterrar la verdad tras la historia prefabricada con la que hemos crecido y que, socialmente, ni cuestionamos.


A lo largo de la historia sus personajes van viajando de un país a otro en busca de indicios que los hacen arriesgar su posición, pues el descubrimiento podría poner en peligro la creencia popular establecida (como por ejemplo lo que hasta ahora se ha creído del Antiguo Testamento) e intereses importantes están en juego; el propio Vaticano, cúpulas judías en países árabes, corporaciones secretas gubernamentales, la organización Los Iluminati, o Hijos de la Luz, como ahora se llaman, además de otras sectas, andarán pendientes de los pasos de nuestro equipo de arqueólogos para ver quien puede llevarse el mejor trozo del pastel (el reconocimiento y la gloria en el caso de algunos, o el que jamás salgan a la luz ciertas verdades en el caso de otros). En este sentido tengo la impresión de que es el libro con el que más he viajado, pues creo que llega a tocar todos los continentes.
El lector no solo viaja en el espacio, también en el tiempo, pues a lo largo de la historia irán apareciendo manuscritos arcanos, de la época atlante, y más atrás incluso, que los propios personajes van traduciendo poco a poco, a veces interpretándolos como pueden debido a lo poco legibles que están en algunas partes y el precario estado en el que se encuentran dichos textos.


Por poner un punto negativo, he echado en falta algo de acción, por lo que en algunos tramos se me ha hecho un poco cuesta arriba. No obstante, la última parte, el momento de la resolución, de repente se vuelve de un ritmo trepidante y los momentos anteriores más densos son compensados por la intriga que suscita, el misterio que encierra y la propia suerte que correrán los protagonistas.
Si tengo que destacar algo es lo bien documentado que está el libro, se intuye la cantidad de horas, días y meses en los que el autor ha tenido que recabar información científica e histórica.
El estilo de narración también me ha gustado, es sencillo, asequible y fluido, lo que, pese a la extensión de páginas, facilita su lectura.

Aun no siendo mi género, al final me ha resultado interesante y, cuanto menos, curioso.
Lo recomiendo sobre todo a aquellos más estudiosos que disfrutéis de este tipo de libros, investigación, historia, misterios arcanos...




19 comentarios:

  1. Esta vez no me llama mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo no puedo dejar pasar este libro. El título, la portada,... todo me interesa. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes entonces cuánto me alegra haberte ayudado a encontrar una lectura a tu medida.

      Un beso ;)

      Eliminar
  3. Me pasa como a ti, este tipo de libros no me atrae nada. Lo dejo pasar
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en realidad es una pena, Atalanta, porque además de conocer al autor (un tío majísimo) el libro está muy bien escrito, pero bueno, no todos los géneros tienen por qué ser de nuestro mismo agrado.

      Un beso ;)

      Eliminar
  4. hola pues este tema a mi si que me interesa, pero lo que comentas de la falta de acción es lo que me desanima, que se puede hacer cuesta arriba,pero puede estar interesante, gracias por la reseña chao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se echa en falta algo de acción, sí, no te voy a mentir, pero también es cierto que tiene pasajes muy bien narrados, donde la atmósfera desasosegante que transmite te hace vivir momentos tensos, como una parte en la que se sumergen en las profundidades del océano en una nave de submarinismo en busca de ciertas ruinas, donde el reducido espacio, la falta de luz o el controladísimo racionamiento de oxígeno, te trasladan cierta claustrofobia. Sin duda una de mis partes favoritas.

      Un beso ;)

      Eliminar
  5. Pues tiene buena pinta, asi que apuntado queda por si tengo la oportunidad de que caiga en mis manos.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los escritores autopublicados tenemos la gran desventaja de que nuestros libros rara vez se encuentran en tiendas físicas, por lo que es fácil que nuestra amada criatura quede en el olvido si no se ve a pie de calle. La compraventa, sobre todo en papel, se suele realizar vía online, contactando con el autor a través de su correo o la propia editorial.
      Dejo aquí su correo por si te interesa: janalan06@outlook.es

      Un beso ;)

      Eliminar
    2. ¡Muchas gracias!
      Son muchos los libros que tendré que comprar el día que encuentre trabajo, así que este se suma a la lista ;)

      Eliminar
  6. Me parece muy interesante esta novela y también la reseña que has hecho de ella. Al igual que tú, no me interesan para nada escritores como Dan Brown (sobrevalorado en exceso) o Javier Sierra, pero sí que me gustan las novelas que tratan sobre antiguos secretos o misterios. No sé si conoces a un escritor norteamericano que se llama Clive Cussler. Escribe novelas de aventuras y, algunas de ellas, tienen como trasfondo importantes descubrimientos arqueológicos. A mí me entretiene mucho. ¡Vaya! perdona lo largo que me ha salido este comentario. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrario, me encantan los comentarios así extensos; como tú, vecina, también soy de enrollarme cuando algo me entusiasma. Valoro muchísimo cuando alguien me hace una recomendación, bien de su autor favorito, bien de un libro que le ha gustado mucho... Dice mucho de la persona, de sus ganas de compartir felicidad con el resto.
      El autor que dices me suena mucho, de vez en cuando he visto colecciones suyas en quioscos y librerías, pero nunca me ha dado por profundizar, no sé por qué. Gracias por el apunte.

      Un beso ;)

      Eliminar
  7. En esta ocasion lo voy a dejar pasar, no me llama demasiado.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a otra cosa, teniéndolo claro...

      Un beso ;)

      Eliminar
  8. Lo dejo pasar, no me llama del todo...
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  9. Pues no lo conocía, pero será cuestión de ponerse a ello =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso, Shorby, y felices fiestas ya de paso ;)

      Eliminar