martes, 18 de febrero de 2020

Dexter


Título: Dexter
Director: James Manos Jr.
País: Estados Unidos
Año: 2006
Género: Serie



Opinión personal
No soy muy de traer series al blog, pero Dexter ha significado mucho para nosotros, una serie que tanto a Moniki como a mí nos marcó. El año pasado, justo los últimos días del año, la terminamos. Así que tenía que hablaros de ella sí o sí, pues hasta el momento se ha convertido en nuestra segunda serie favorita (por detrás, por muy poquito, de Breaking Bad). Tanto es así, que no es casualidad que el gato del prota de mi último libro (Insomnio) se llamara Dexter. Mi pequeño homenaje. ^^

Pero ¿quién es Dexter Morgan? Bueno, es un tipo peculiar. Es forense en el Departamento de Homicidios de la policía de Miami. Pero eso no es todo, porque su especialidad son las manchas de sangre. Se pasa los días entre el laboratorio, en comisaría, analizando muestras de ADN, restos de tejido muerto, cabellos, saliva o sangre (contrastando las muestras con la base de datos de tipejos con antecedentes), y la calle, yendo al escenario de cualquier crimen, tomando fotos de cadáveres y de salpicaduras de sangre, de las que enseguida saca teorías que siempre ayudan en las investigaciones.




Pero también es un novio fiel, un padrastro divertido y cariñoso, un hermano confidente y, según sus compañeros de trabajo, un freak de la sangre.
Aunque todo lo que Dexter pueda proyectar a los demás, la imagen que se ha construido de cara a sus más allegados, es pura fachada. En el fondo esconde un gran secreto del que nadie se imagina. Un secreto que ha hecho de él alguien diferente a los demás, forjando una personalidad llena de traumas y dobleces, pues más allá de lo que los que lo conocen puedan pensar de él, Dexter es un tipo frío al que las emociones y el contacto humano siempre le han costado.
Ya desde el primer capítulo nosotros los espectadores seremos conscientes de esto, pues una de las cosas más interesantes de la serie son los monólogos interiores de Dexter, viendo cómo se muestra a su familia y amigos, y lo que este piensa realmente, la mayor parte del tiempo contrario a lo que hace. En este sentido, la mayoría de los diálogos mentales están llenos de un sarcasmo bastante ingenioso.




¿Pero cuál es ese secreto que lo hace tan particular? Bueno, de pequeño vio cómo descuartizaban a su madre con una motosierra. Desde entonces, debido al gran trauma, unas ansias por matar empiezan a despertar en él, convirtiéndose en un psicópata ya desde niño. Harry, el hombre que lo crió como padre (el policía que lo descubrió de niño en la brutal escena del crimen), le enseñó un método para, de algún modo, canalizar toda esa necesidad de matar.



De hecho, el padre es uno de los personajes más recurrentes de la serie. Y es curioso porque está muerto ya desde los primeros capítulos, pero acompaña a nuestro protagonista continuamente, ayudándolo ante serios dilemas, dándole valiosos consejos (no sabemos si es el fantasma de su padre o que la propia mente de Dexter, distorsionada, se lo imagina).
Y puesto que su instinto asesino es poderoso, su padre ideó un sistema (el "código de Harry", como este lo llama) con el que aplacar a ese animal sanguinario interior: matar a gente que realmente lo merece; psicópatas, asesinos, torturadores y violadores que, en algún momento dado, escaparon por los resquicios de la Justicia, y que el sistema devolvió a las calles. Es ahí donde entra Dexter, para aplicar otro tipo de justicia. Y con cada muerte que lleva a cabo, antes de hacer desaparecer los cuerpos siempre se queda una muestra de sangre para su colección personal. Siempre de forma precisa y muy minuciosa, sin que haya errores (o al menos al principio, conforme vamos avanzando en la serie todo empieza a complicarse).




Nadie sabe de su doble vida, ni su novia, ni amigos... Ni siquiera su hermana, la persona más allegada a él. Durante el día forense en comisaría; por la noche asesino en serie, liquidando a indeseables que eludieron la cárcel al no haber pruebas concluyentes contra ellos.

Pero, si pensáis que esto es todo, os equivocáis de pleno. No, claro que no. Esta es la base, donde arranca la serie. Pronto descubriremos más detalles de su pasado (algunos que ni él conocía), y personajes que nos dejarán con la boca abierta (algunos de ellos asesinos en serie como él, que tarde o temprano querrán su cabeza en bandeja de plata).
Para mí, el momento más álgido de la serie es justo en su ecuador, en la temporada 4. Esta parte es brutal, todo lo que os diga es poco. La tensión alcanza límites insospechados. Los que hayáis visto un capítulo llamado "Hola, Dexter Morgan" me entenderéis. Un momento que recordaré para siempre.



La serie consta de 8 temporadas. Y aunque para mí el top, lo más de lo más, está en la temporada 4, no quiere decir que el resto sea flojo. Al contrario, es buenísimo. Es solo que esa parte es muy épica y no se puede superar. Si algo bueno tiene esta serie es que cada temporada riza más el rizo, y la gran mentira de Dexter, su doble vida, cada vez es más difícil de sostener, lo que hace que, una vez implicados en su día a día, suframos más y más por él.



A lo largo de estas 8 temporadas nuestro protagonista evolucionará muchísimo. Ya os digo, el Dexter del principio y el del final son muy distintos. Pero no toda la serie es Dexter, pues su elenco de personajes secundarios van cogiendo más y más protagonismo, un reparto de lujo de cuyas caras no os vais a olvidar fácilmente, pues una vez te metes en sus vidas ya no quieres separarte de ellos. Yo ya los estoy echando de menos.



Es una serie que durante su tiempo de emisión ha cosechado cantidad de premios, por lo fresca, lo atrevida, original e inteligente. Además, está basada en una exitosa serie de libros. No he leído los libros, pero creedme cuando os digo que es algo que se nota, pues los monólogos interiores del prota son uno de sus puntos fuertes, es un personaje que está creado con muchas aristas, y como bicho raro que es te acaba ganando casi desde el principio. Es más, juraría que, a través de los ojos de Dexter y de cómo ve el mundo, se hace una especie de afilada crítica a la sociedad en la que vivimos, a sus dobleces y sus hipocresías.
Sobre el final de la serie no pienso pronunciarme, ni siquiera me mojaré con las impresiones. Quiero que seáis vosotros los que me comentéis. Solo os diré algo, y es que uno de los puntos fuertes de la serie son sus giros argumentales. En serio, es algo muy bestia. Es de las pocas series que siempre me ha sorprendido, pues por mucho que sospechaba cómo iba a terminar cada temporada, al final nunca acertaba. Así que, solo por eso, genial.
Y luego está lo emocional, con lo que me quedo, pues echaré mucho de menos a sus personajes. Os dejo con la cabecera que me ha acompañado durante tanto, y cuya música ya nunca podré quitarme de la cabeza:






lunes, 10 de febrero de 2020

Persuasión


Título: Persuasión
Autor: Jane Austen
Páginas: 336
Año de edición: 2015
Género: Clásicos, Romántico



Opinión personal
Persuasión nos cuenta la historia de una mujer madura, que de joven rechazó al amor de su vida, dejándose llevar por los que no lo veían digno de ella. Pasados los años, ese hombre reaparece en su vida inesperadamente, reavivando aquellos fuertes sentimientos. Un clásico de Jane Austen súper conocido que inicié con muchas ganas.

Desde las primeras líneas te sitúas en aquella época, donde los silencios decían mucho más que las palabras. Los celos, envidias y secretos estaban a la orden del día. Y se valoraba a la gente más por lo que tenía que por quién era. Todos los personajes y la trama en general giran alrededor de Anne, que esconde sus sentimientos más profundos.

He de destacar el desarrollo de cada uno de los personajes. La autora profundiza en ellos de una manera minuciosa, mostrando sus virtudes y defectos de tal manera que consigue dotarlos de una realidad absoluta. A pesar de tener bastantes personajes, terminas ubicándolos por familia o parentesco que los une.

Tras la lectura de Persuasión, he llegado a la conclusión de que no está hecho para mí. Es el primero que leo de la autora y no voy a generalizar sobre todos sus libros, porque no sería justo, pero después de leer las inmensas críticas que este libro tiene, a cual mejor, termino llegando a esa conclusión.

Las cien primeras páginas me costaron la misma vida leerlas. Se me hizo muy lento y no conseguía meterme en la historia. Luego el ritmo mejoró, cosa que me animó a seguir leyendo, pero me estanqué y no terminé de comprender a los personajes. Me ha dado mucha pena, pero no me ha gustado nada la historia. Seguramente, el que no me guste la novela romántica influya en algo, pero tras leerlo, me quedo con la sensación de no haberle sacado todo el jugo. Por el momento, no creo que lea otro libro de la autora.







lunes, 3 de febrero de 2020

Carter & West


Título: Carter & West
Autor: Ana Bolox
Páginas: 255
Año de edición: 2018
Género: Novela negra, Intriga


Opinión personal
Por la portada, la verdad, me hubiera pasado desapercibido. Pero, claro, eran tantas las buenas críticas que había leído de esta autora, que era solo cuestión de tiempo que leyera algo suyo. Y como no podía ser de otra forma, me he estrenado con su primer libro.

Carter & West se divide en tres relatos, ambientados en Londres a finales de los años 30 y principios de los 40.
-En el primero de ellos, Destino inexorable, nos metemos de lleno tras los acelerados pasos de Nett, que corre como alma que lleva el diablo, tratando de camuflarse entre el gentío, de camino a una estación, con la esperanza de una nueva vida. Poco a poco nos enteramos de que acaban de matar a su señora, una distinguida dama, en su mansión palaciega. Al parecer, a manos del mayordomo. ¿El móvil? El robo de unas joyas. A Nett, la doncella de la difunta señora, también se la relaciona de algún modo en el asesinato. Pero nada es lo que parece. Y aunque la verdad podría ser más retorcida, intuimos que la pobre Nett no lo va a tener nada fácil a partir de ahora.


A pesar de tener un final abierto, me dejó muy buen sabor de boca. Es el más corto, pero sirve de aperitivo para conocer lo bien que la autora maneja la tensión y el ritmo. Me hubiera gustado saber en qué acaba todo, porque ya te metes en la piel de la joven protagonista y te preguntas la suerte que correrá. Salvo por el nombre de un personaje secundario que saldrá en el siguiente relato (y que citan muy de pasada), no tiene demasiada relación con las demás historias.

-El segundo es Aracne, y gira en torno al robo de unos importantes documentos que, de salir a la luz, podrían comprometer la seguridad nacional, poniendo en entredicho la imagen del Servicio de Inteligencia británico. Para evitar que eso ocurra, Arthur Dwight, subdirector del MI5, reflexiona sobre posibles candidatos a quienes asignar una misión de investigación. Aunque, claro, el tema es tan delicado y secreto que tiene que ser alguien de fuera, para evitar tener que dar explicaciones llegado el momento. Y enseguida piensa en Charles Carter, un hombre de confianza que antes trabajaba para él y que ahora es detective de Scotland Yard.


Nuestro hombre (que no es otro que uno de los dos protagonistas a los que hace mención el propio título del libro), movido por un estrecho vínculo de lealtad hacia su antiguo ex-jefe, acepta el encargo dentro de la máxima discreción. Es decir, de manera extraoficial, sin que nadie sepa en qué anda metido salvo la persona que lo contrató y un tercero, amigo de Dwight, a quien supuestamente le han robado dichos documentos.
Pero Carter deberá ser cauto y andarse con ojo, pues a pesar de tener ya un claro sospechoso, nada parece cuadrar en este asunto. Una investigación a contrarreloj en la que deberá darse toda la prisa del mundo, antes de que las pocas pistas se diluyan para siempre y, una vez se destape la basura bajo la alfombra, empiecen a rodar cabezas.


Posiblemente (no lo termino de tener claro, porque el anterior también me dejó con la miel en los labios) haya sido el que más disfruté del libro, sin desmerecer, claro está, a los otros.

-Y llegamos a La muerte viene a cenar, el tercer y último relato.
Si el anterior estaba enmarcado en el mundillo del espionaje, este gira en torno a la extraña muerte de un afamado escritor venido a menos. Han pasado los años y Carter ahora es inspector, y el encargado de la investigación de dicho caso; una inesperada tragedia (inesperada dadas las circunstancias que la rodean) que aunque a simple vista hace pensar en el suicidio, nada es lo que parece, pues entre familiares y amigos, hay un interesante surtido de sospechosos con posibles motivos para desear su muerte.
Y es en esta historia donde conocemos a Kate West, la otra protagonista del libro. Ella no es investigadora como tal (en realidad es directora de una agencia de mecanografía), aunque como buena aficionada a las novelas policíacas y de misterio, no puede evitar dar rienda suelta a su entusiasta espíritu deductivo.
Cuando, a cuenta de este misterioso suceso (el del escritor muerto sobre el borrador de su última novela inédita), Carter y West se conocen, saltan chispas. La atracción, aunque sutil, está ahí, no pueden enmascararla. A Carter ella le parece una entrometida, una cotilla sin remedio, pero también arrebatadora. Y hasta cierto punto la situación le divierte. A West él le resulta interesante a la vez que desconcertante, pero también alguien a través del cual poder llevar a cabo una de sus fantasías: la de convertirse en investigadora improvisada y resolver un crimen.


.....

El estilo de Ana me ha parecido muy pulcro y cuidado, en ocasiones con palabras, expresiones y cultismos que, si bien desentonarían un poco en estos tiempos modernos, le sientan estupendamente al género negro de época en el que se zambulle con brillantez y elegancia.
Cabe destacar la formidable labor de documentación por parte de la autora, con la que dota a los personajes y a ese Londres casi de película (de cine en blanco y negro, por supuesto), de una lograda cercanía (el libro rezuma amor por lo british). ^^
Resumiendo, mi primera toma de contacto con Ana Bolox ha sido más que satisfactoria, y por descontado repetiré con más de sus libros. No os quepa la menor duda. Si os gustan las novelas policíacas, lo británico, y encima aderezado con salseo, con diálogos mordaces y giros interesantes, Carter & West es vuestro libro.




martes, 28 de enero de 2020

Tarde para la ira


Título: Tarde para la ira
Director: Raúl Arévalo
País: España
Año: 2016
Género: Thriller


Opinión personal
Esta semana os quiero hablar de una película que es un regalo de nuestro cine. Es de esas pelis que te mantienen pegado a la pantalla esperando a ver qué pasa, que cuenta con un reparto de actores espectacular. Una película callejera, de barrio. Aunque no tienen nada que ver, no he podido evitar acordarme de la miniserie Padre Coraje porque ambas cuentan con personajes reales, sufridos y castigados por las circunstancias.

La trama ronda alrededor de un robo a una joyería. Curro conducía el coche. Sólo tenía que esperar en la puerta a que salieran sus tres amigos. Pero la cosa se trunca, terminan deteniéndolo y entra en prisión. Jamás delata a los que realmente realizaron el robo y se pega ocho años entre rejas. Cuando por fin sale, desea con todas sus ganas comenzar una nueva vida con su novia y su hijo.


Ana es la novia de Curro. Lo espera con resignación, visitándole cada vez que puede. Su día a día lo pasa trabajando en el bar de su hermano y cuñada, y criando a su hijo, fruto de uno de los tantos encuentros con Curro en la cárcel. En la recta final de la condena de su chico, Ana comienza a sentir algo especial por un hombre que frecuenta el bar.


Jose es ese hombre que un día aparece por el bar y poco a poco va con más frecuencia. Coge mucha amistad con el hermano de Ana y se convierte en una cara habitual. Es un hombre serio y poco hablador. Consciente de la situación que está pasando la mujer, intenta acercarse e interesarse por ella. En ese acercamiento, ella encuentra la compañía que tanto le falta y sobre todo seguridad y estabilidad.


Cuando Curro sale de la cárcel, todo se tambalea y se encuentra con una situación totalmente inesperada para él. Se verá obligado a acompañar a Jose y a enfrentarse a viejos conocidos del pasado. Los dos hombres comenzarán un viaje que durará tres días llenos de violencia.

Un thriller trepidante, que toma un giro inesperado, a partir del cual el ritmo va en aumento hasta el final. Antonio de la Torre es uno de mis actores favoritos de nuestro cine, pero el resto están a la altura más absoluta. Destacar que es la primera película de Raúl Arévalo como director, más conocido como actor. Espero que siga haciendo más de este cine porque es el que merece la pena ver.




lunes, 20 de enero de 2020

1917


Título: 1917
Director: Sam Mendes
País: Reino Unido
Año: 2019
Género: Bélico, Drama


Opinión personal
La semana pasada fui a ver esta película, a la que ya le tenía ganas desde el año pasado, y todavía no me la quito de la cabeza. Salí de sala con una sensación que hacía años no experimentaba. Pero antes de pasar a las impresiones, os pongo un poco en antecedentes para que sepáis de qué va.

En plena Primera Guerra Mundial, dos jóvenes soldados británicos son llamados para que se personen ante sus superiores para algo que ni se imaginan.
Antes de seguir, como nota personal he de decir que, de los dos actores que llevan el peso de la historia, solo conocía a uno de ellos: George Mackay (cuya cara me recuerda mucho al Sheriff Woody, de Toy Story, solo que en carne y hueso; gilipolleces mías), una joven promesa de la interpretación que, desde que vi en Capitán Fantástico (reseña aquí), ya me conquistó. En una era donde la nueva oleada de jóvenes actores me parece insulsa (no toda, pero sí la mayoría), la elección de este actor para la peli hizo que ganara puntos desde el principio.


Pero volviendo al hilo, en dicha reunión, a ambos soldados se les informa que el segundo batallón, al otro lado del frente, tiene previsto atacar al día siguiente con una ofensiva sin precedentes, pero según fuentes de Inteligencia, dicho ataque será una masacre si no se detiene, pues es justo lo que los alemanes esperan que hagan desde hace días para tenderles una trampa.



La misión que se les encomienda: atravesar el frente enemigo sin ser vistos y llevar la orden del alto mando al segundo batallón de detener el ataque antes de que sea demasiado tarde. Y para ello cuentan con un solo día, una misión suicida y a la desesperada, pero de la que no pueden escapar, pues para colmo, el hermano de Blake (uno de los dos elegidos) está en dicho batallón. Si fracasan y no llegan a tiempo, 1.600 hombres perderán la vida.


Como ya habréis escuchado, la película está filmada de esa forma tan peculiar llamada comúnmente como "plano secuencia", en la que da la impresión de que apenas haya cortes, es decir, rodada toda de golpe, convirtiéndola en una experiencia muy inmersiva. Había visto algo parecido en Birdman y en El renacido (ambas películas más que recomendables), pero he de decir que aquí en 1917 el efecto de inmersión es total, dándote la sensación de que te metes entre las trincheras con ellos, abriéndote paso a codazos. Ya solo por cómo está filmada merece la pena. Apuesto a que dentro de unos años esta peli se estudia en las escuelas de cine.

Pero es que, para más inri, la fotografía y la banda sonora no se quedan atrás, ambas colosales. Me quito el sombrero con la puesta en escena, que a veces, dentro del horror de la guerra, me pareció hasta poética. En este sentido está todo al detalle, la luz de esos cielos nublados, los paisajes baldíos, los páramos solitarios, los pueblos en ruinas... Sublime.


Sé que aún es pronto para lanzar semejantes afirmaciones, pues apenas acaba de empezar el año, pero si lo mejor que vi en 2019 fue Joker (reseña aquí), estoy casi seguro de que esta es la mejor película de 2020 (en realidad del año pasado, porque no ha llegado a nosotros hasta este mes). Muy buena tiene que ser la película en cuestión que supere a esta.
Si hay justicia cinéfila (que a veces dudo que exista, pues ya todo se mueve por intereses y contentar a según qué colectivos), este año el Oscar al Mejor actor debería llevárselo Joaquin Phoenix por Joker, y 1917 por la Mejor película.


Si todavía no la habéis visto, en serio, olvidad críticas y opiniones de unos y otros, y vedla sin saber mucho de ella. Vais a disfrutar de algo grandioso, una historia a contrarreloj donde la tensión y las emociones están a flor de piel. Da igual si os gusta o no el cine bélico, es mucho más que eso. Es una experiencia inmersiva que agarra tu atención por el cuello desde el minuto uno, y que no la suelta hasta los créditos finales. No dejéis pasar la oportunidad y acercaros a vuestro cine más cercano, es de esas contadas pelis que merece verse en pantalla grande.
Sabéis que no suelo regalar un 10 así como así, pero 1917 lo merece, pues se ha convertido por derecho en una de mis pelis favoritas. Al final, como siempre digo, en los planteamientos en apariencia más sencillos es donde brillan las historias más grandes, esas que te tocan la fibra.





miércoles, 15 de enero de 2020

Lo que nunca sabrás


Título: Lo que nunca sabrás
Autor: Jeong I-hyeon
Páginas: 384
Año de edición: 2015
Género: Novela Negra



Opinión personal
Este libro llegó a mis manos por motivos del azar (se lo regaló MH, de Las Inquilinas de Netherfield, a Ray) y lo empecé a leer sin expectativas, aunque visualmente me atrajo. Con él me he estrenado en la literatura coreana, desconocida para mí. Ha sido una lectura adictiva, fresca e intrigante hasta el final. La novela comienza con el descubrimiento del cuerpo de un hombre a orillas del río.

Los protagonistas de esta historia son Sang-ho y Ok-yeong, un matrimonio acomodado de Seúl. Viven con el hijo de él y la pequeña de 10 años, Yu-ji, hija de la pareja. La niña toca el violín, es obediente y nunca da problemas, aunque es bastante callada y seria. En el colegio apenas se relaciona. Siempre está sola.
El niño es un adolescente que tiene engañado a su padre haciéndole creer que está matriculado en la universidad, sacándose una carrera. La relación con su madrastra es cordial, mejor que la que tiene con su padre, desde luego.

Una tarde de domingo, Yu-ji desaparece sin dejar rastro. Su madre se encuentra fuera, visitando a su madre enferma. Al día siguiente, cuando el hermano da la voz de alarma a su padre, éste en lugar de llamar inmediatamente a la policía contrata a un detective privado. Por motivos que se irán descubriendo a lo largo de la novela, Sang-ho no quiere meter a la policía en esto y engaña a su familia diciéndoles que el detective contratado es de la policía.



Conforme van pasando los días la desconfianza aflora entre los miembros de la familia. ¿Por qué el padre no quiere denunciar a la policía la desaparición de su hija? ¿Por qué la madre mintió sobre su destino y no dijo a donde iba realmente? ¿Por qué aparece de repente el amante de ella en la ciudad? Tantos interrogantes que parecen no tener respuesta, te hacen sospechar de todos.

Lo primero que me gustaría dejaros claro es que a pesar de ser nombres coreanos, no es nada complicado quedarse con ellos. No hay muchos personajes y en las primeras páginas hay una guía explicando quién es cada uno de ellos. Yo en cuanto leí los dos primeros capítulos ya sabía quién era cada uno.
La autora escribe de manera sencilla, sensible y con un ritmo frenético que va de menor a mayor intensidad, enganchándote hasta el final. Un thriller con el que vais a disfrutar mucho.







lunes, 13 de enero de 2020

Reto "Todos los clásicos grandes y pequeños"

Hace ya unos añitos que no nos apuntamos a ningún reto, pues no nos da la vida para abarcar todo lo que nos gustaría. Sin embargo, el otro día vi este reto que han creado Las Inquilinas de Netherfield y no pude resistirme. Así que, haciendo una excepción, nos apuntamos a él, pues se ve muy interesante y que se lo han currado mucho. Podéis pinchar en el banner para apuntaros o conocer a fondo los detalles.


En casa no somos muy de leer clásicos (muy de cuando en cuando), así que me parece la excusa perfecta para desempolvar de la estantería esas joyitas que siempre suelen verse eclipsadas por el mundo de las novedades. Y siendo dos los que llevamos el blog, tal vez el reto no se nos haga tan cuesta arriba.
Se ha estimado encuadrar dicho género de clásicos hasta 1980, como fecha tope para el año de publicación original de los libros (lo que creo que abre bastante el abanico de posibilidades y lo hace más accesible). El reto consta de 5 niveles, cada uno más difícil a medida que vas progresando, por lo que uno puede imponerse su propio listón conforme va avanzando en el reto. En nuestro caso, ya con superar el primer nivel nos podemos dar con un canto en los dientes.
¿Os animáis? Pues eso, a leer clásicos se ha dicho. ^^


NIVEL 1:

  • Clásico con adaptación cinematográfica:
  • Clásico con 200 páginas o menos:
  • Clásico ambientado en Londres (en su mayor parte):
  • Clásico de un autor que leas por primera vez:
  • Clásico en el que el personaje principal sea una mujer: Persuasión, Jane Austen




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...