martes, 18 de septiembre de 2018

Redención: Los casos del Departamento Q


Título: Redención: Los casos del Departamento Q
Director: Mikkel Norgaard
País: Dinamarca
Año: 2016
Género: Thriller



Opinión personal
Tras haber visto Misericordia (reseña aquí) y Profanación (reseña aquí), hoy cierro esta saga con su tercera y última entrega. Lo más importante para mí y lo que más valoro tras verla es que ha superado las expectativas que tenía puestas en ella. Pensaba que no iba a ser igual que la segunda y mucho menos que la primera. Que el factor sorpresa se perdería y sería más predecible. Y para nada. Estoy gratamente sorprendida porque esta historia ha conseguido mantenerme en tensión hasta el final y de nuevo me encuentro con un caso impactante.


Todo comienza con un mensaje en una botella que llega a las manos adecuadas para que la cosa no quede ahí. El departamento Q pone toda su energía en conocer quién lanzó ese mensaje a pesar de que poco rastro hay para seguir. Una nota que apenas se intuye lo que un día escribieron y unas huellas que prácticamente han desaparecido.



Nuestro protagonista, el detective Carl Mock, junto a su compañero Assad y su ayudante Rose descubren que el mensaje fue enviado por dos hermanos que estuvieron secuestrados cerca del mar. Pero nadie nunca denunció su desaparición y no saben si seguirán con vida.



En esta última aventura, los componentes del departamento Q se encuentran más abatidos y cansados que nunca. En especial Carl, que se ve inmerso en una gran depresión. Esa botella los hará despertar de ese letargo y lucharán poniendo sus vidas en juego por este caso.


A mi parecer, trata el tema de la religión, sectas, ritos y desapariciones de una manera original y real, sin caer en topicazos. No hay un broche mejor que Redención. Sin duda es la película más espectacular de la saga, sin desmerecer las anteriores. En ninguna de las tres películas se abandonan los puntos fuertes que las hace a cada una de ellas grandes historias. No entiendo por qué se acaba aquí y no siguen llevando a la pantalla más casos de este sorprendente departamento. Me encantaría seguir disfrutando como lo he hecho con cada historia.





martes, 11 de septiembre de 2018

La tumba del tejedor


Título: La tumba del tejedor
Autor: Seumas O´Kelly
Páginas: 77
Año de edición: 2010
Género: Narrativa


Opinión personal
Creo recordar que fue en el blog Las Inquilinas de Netherfield donde vi este libro. Y, qué queréis que os diga, sentí una especie de flechazo al conocer un poco sobre su historia. Tenía que leerlo.

Mortimer Hehir, el tejedor de un pequeño pueblo irlandés, ha muerto. Su viuda, bastantes años más joven que su difunto esposo, llega a Cloon na Morav (el Prado de los Muertos), el antiguo cementerio del pueblo. Un camposanto lúgubre y ancestral, destartalado y casi abandonado (pues ya hay otro nuevo cementerio desde hace algunos años), donde únicamente las familias más antiguas del lugar tienen derecho a ser enterradas.
Pero con la mayoría de lápidas ya desgastadas por el tiempo, con muchos de sus nombres y fechas casi borrados, el sitio para enterrar a su difunto marido (la tumba del padre de este, de su abuelo, y un largo linaje del clan de los tejedores) se antoja todo un enigma. Ni los jóvenes sepultureros (dos hermanos gemelos que han heredado el oficio de su padre) saben dónde podría estar el sitio exacto.

Para ello piden ayuda a Cahir Bowes, el picapedrero, y Meehaul Lynskey, el fabricante de clavos, dos de los más ancianos de la zona, para que con sus conocimientos puedan hallar la tumba que buscan y zanjar tan engorroso y triste asunto cuanto antes. Pero, cuando este par de vejestorios entran en escena, la cosa se lía y, lo que parecía que iba a resolverse rápido, se va alargando más y más, enredándose todo con las disputas de estos carcamales y su afán de quedar uno por encima del otro.

"Los dos viejos se pasearon por Cloon na Morav sin ninguna prisa por concluir su encargo. Al fin y al cabo llevaban mucho tiempo retirados, olvidados, abandonados por el mundo. Nada había más precioso para ellos que la sensación de volver a sentirse útiles. Sabían que, cumplido su encargo, era poco probable que en este mundo nadie volviese a requerir su ayuda. Estaban dispuestos a servir al mundo, pero el mundo debía permitir que se tomaran su tiempo. El mundo, constituido por los dos sepultureros y la viuda del tejedor, dedujo todo aquello sin necesidad de palabras. Lenta, casi mecánicamente, siguieron a los dos viejos por Cloon na Morav. Y los dos ancianos se paseaban con el esfuerzo de la edad y el corazón de un niño. Se separaban, iban en silencio de acá para allá como encontrándose con viejos conocidos, descubriendo cosas olvidadas, reuniendo los hilos de los días pasados, reviviendo sus recuerdos, y luego se juntaban de nuevo y se ponían a cuchichear, casi con naturalidad, y toda la conversación giraba en torno a los muertos, a la gente que yacía bajo tierra a su alrededor. Se fueron entusiasmando, hicieron alarde de sus conocimientos, citaron nombres, describieron las difíciles relaciones familiares, contaron anécdotas, resucitaron todas las virtudes, citaron en voz baja antiguos vicios, antiguos vicios que ya no parecían tales (...). Así susurrados, los escándalos de Cloon na Morav eran vistos por los sepultureros gemelos y la viuda del tejedor a través de una niebla de antigüedad tan espesa que ya no eran escándalos sino historias románticas."



Siento la parrafada, pero es para que os hagáis una idea de cómo escribe su autor. Con un estilo muy sencillo y certero, disecciona a sus personajes con una cercanía asombrosa. A mí desde luego me ha conquistado su narrativa.
Para los que nunca antes habíais oído hablar de este autor (como era mi caso hasta hace poco), Seumas O´Kelly es uno de los escritores irlandeses más relevantes del siglo XX. Pese a su prematura muerte a los 38 años, tras un enfrentamiento con unos soldados británicos cuando era responsable del Nationality, el periódico del Sinn Fein, O´Kelly dejó un legado literario que comprende varias obras de teatro, dos novelas y cuatro libros de relatos.



La tumba del tejedor es un recorrido tragicómico, cargado de interesantísimas reflexiones, por la vida de unos personajes secundarios que, irónicamente, ensombrecen al propio protagonista; el fallecido tejedor, del que conoceremos detalles de forma muy vaga a través del recuerdo de aquellos que lo conocieron en vida. Un relato largo o novela corta que se lee en nada, y que nos habla de la vejez, la vida y la muerte, de las miserias y grandezas humanas, pero sobre todo de la memoria, tan caprichosa y quebradiza, y a la vez tan importante.
Antes de terminar, me gustaría hacer una mención especial a Malachi Roohan, uno de esos personajes que pasan de largo por una historia sin intención de quedarse mucho, pero que dejan huella; grotesco y decrépito, por momentos lleno de coraje, por momentos asustadizo, tipo admirable por su determinación a la hora de aferrarse a esa cuerda de la vida.

No puedo contaros más porque es muy cortito. Por la parte que me toca, me he quedado con muchas ganas de volver a repetir con el autor. Literatura de la buena, este tipo de joyitas que te recuerdan por qué el placer de leer es algo tan gratificante y evocador.





miércoles, 5 de septiembre de 2018

Profanación: Los casos del Departamento Q


Título: Profanación: Los casos del Departamento Q
Director: Mikkel Norgaard
País: Dinamarca
Año: 2014
Género: Thriller



Opinión personal
Qué ganas tenía de ver esta película y hablaros de ella. Tras la primera entrega de esta trilogía me quedé con ganas de más. Así, os hablo de nuevo del detective Carl Mock y su compañero Hafez al-Assad. Tras ese primer caso en el que descubren a una chica secuestrada que dieron por muerta, el detective consigue carta blanca para el departamento Q y poder investigar libremente casos olvidados.



En Profanación la investigación se centra en un suceso ocurrido en los años 90 en el que dos jóvenes fueron asesinados. Hubo un culpable que se entregó voluntariamente pero nunca se llegó a averiguar el motivo por el cual pudo cometer dichos asesinatos. 
Es una trama intrigante donde la investigación de nuestros protagonistas será un incordio para algunos peces gordos de las altas esferas y tendrán que esquivar muchos obstáculos hasta llegar al final.



Todas las pistas apuntan a un grupo de estudiantes de clase alta de un internado cercano. Seremos testigos del pasado de este trío, donde la única chica jugará un papel muy importante en el presente. Unos chicos que se dedican a hacer algo más que gamberradas. Encuentran la diversión en el sufrimiento de otros. 




Es una trama más enrevesada que Misericordia por la variedad de personajes y relatos que se cruzan hasta encontrarse en un punto final único. A pesar de todo ello, la primera entrega me resultó más impactante. No quiero decir que esta no merezca la pena, sin duda mantiene un nivel más que aceptable pero es inevitable comparar ambas películas. En breve veré la tercera y última entrega. Ya os contaré.






martes, 28 de agosto de 2018

Una cuestión de tiempo


Título: Una cuestión de tiempo
Director: Richard Curtis
País: Reino Unido
Año: 2013
Género: Drama, Comedia, Fantástico



Opinión personal
Esta semana os traigo una peli muy especial que, ya solo por su cartel, puede engañar y llevar a interpretaciones erróneas.
Vamos al lío...

La historia nos habla de Tim Lake, un chico sencillo, tímido, enamoradizo y con mucho mundo interior, que ya desde los primeros minutos consigue caernos bien. Tanto él como su estrambótica familia. Creo que es la primera película que veo de este chico (el prota), y me gusta su naturalidad como actor.



A sus 21 años, un día su padre, con el que mantiene una relación muy estrecha, le revela un secreto: todos los hombres de su familia han tenido siempre el don de viajar en el tiempo. Es decir, retroceder a un momento determinado, una y otra vez, hasta conseguir hacer lo "correcto".
Al principio Tim se queda perplejo, pensando que se trata de una broma, pero el aire serio y solemne de su padre pronto le hacen prestar atención. Según su progenitor, su padre le contó lo mismo cuando tenía su misma edad, y a su vez su abuelo con su padre, y así sucesivamente.



Pero... ¿cómo es posible? Y lo más importante, ¿cómo se hace? Fácil, tan solo tiene que meterse en un sitio reducido y oscuro y pensar, o más bien concentrarse, en un lugar y un momento concretos de su vida, y allí aparecerá.



Tras este revelador verano en la antigua casa familiar, Tim regresa a la ciudad y se incorpora a su rutina, a sus quehaceres y obligaciones, trabajando, estudiando, y saliendo de copas los fines de semana con algún que otro amigo, como cualquier joven a su edad. Es precisamente en una de esas salidas nocturnas donde conoce a Mary, una chica guapísima de la que desde el minuto uno queda prendado.




Bastante desastre en el arte amatorio a la hora de conquistar a una mujer, Tim echará mano de su peculiar don, volviendo al pasado una vez tras otra con tal de seducir a la chica de sus sueños, las veces que hagan falta, encerrándose en un armario y concentrándose en aquello que más ansía.
¿Qué creéis? ¿Lo conseguirá? ¿Serán felices y comerán perdices, o todo lo contrario?




Vale, hasta aquí todo bien, ¿no? Viajes en el tiempo (con sus respectivas repercusiones, pues todo aquello que se pueda alterar tiene sus consecuencias), historia de amor, flirteo, enamoramiento, distintas fases de una pareja... Ya solo con estos ingredientes podría gustar a cualquiera, hacerlo pasar un rato entretenido. Pero... Peeeeero... Si pensáis que esto es todo estáis muy equivocados. Es por este otro componente que tiene la peli (y que no revelaré), por lo que me ha sorprendido tanto.

La primera mitad es una especie de romance con tintes fantásticos, cierto, pero es a partir de la segunda mitad donde, huyendo de lo previsible, se pone interesante, dejando de lado la figura de Mary, y centrándose en la relación de Tim con su peculiar familia. Y, más concretamente, con su padre, quien adquiere más protagonismo en la recta final.



Creedme cuando os digo que su trailer insulso vende la historia como algo romántico (que sí, que tiene su toque), pero que es más profunda de lo que parece. Una de esas películas que engañan y que, a mitad de la trama, toman un rumbo sorprendente y muy a flor de piel.
Creo que es la película con la relación padre-hijo más especial que he visto nunca. Solo por su último y entrañable cuarto de hora (y cierta secuencia en la playa que me emocionó) merece la pena. Sí o sí, tenéis que verla.







miércoles, 22 de agosto de 2018

El psicoanalista


Título: El psicoanalista
Autor: John Katzenbach
Páginas: 528
Año de edición: 2009
Género: Novela Negra



Opinión personal
Se trata de un libro que he cogido con muchas ganas y lo he disfrutado hasta el final. Todo comienza con una nota anónima que recibe el protagonista de esta historia, en el que le felicitan por su cumpleaños y le invitan gentilmente a la muerte. O más bien al suicidio.

Frederick Stark es un psicoanalista veterano que se quedó viudo hace unos años por culpa de un cáncer que se llevó a su esposa. Desde entonces nada ha sido igual para él pero a pesar de ello lleva una vida tranquila, donde la rutina marca los ritmos. Tiene su consulta en casa y se pasa la mayor parte del día escuchando a sus pacientes.

Tras leer ese anónimo la vida de Frederick cambia por completo. El escrito le da 15 días de plazo para adivinar quién está detrás de él, de lo contrario se tendrá que suicidar o ser testigo de cómo cada uno de sus familiares muere a manos de un loco con mucha sed de venganza.

Un thriller muy bien escrito que te atrapa y te engancha. El suspense de infarto te dejará sin respiración, sobre todo, en la primera mitad del libro. No podía dejar de leerlo, siempre con ganas de saber más, porque la trama va a una velocidad abismal y el protagonista ve desmoronarse su vida por completo conforme pasas las páginas. Quizás el final me resultó algo precipitado y por eso no tiene el 10. Aun así es una lectura entretenida, intrigante y adictiva.





martes, 14 de agosto de 2018

Historias del camino


Título: Historias del camino
Autor: Mariela González
Páginas: 511
Año de edición: 2016
Género: Fantástico


Opinión personal
Muy buenas!! Aquí nos tenéis de vuelta. ¿Qué tal os está resultando ese caluroso verano?

El libro que hoy os traigo está a medio camino entre la Fantasía y la Narrativa. ¿Por qué digo esto? Pues porque el mundo que Mariela, su autora, aborda entre sus páginas, es un mundo bien reconocible en el que se intuye, por lo que se nos da a entender, que ese componente mágico (fenómenos, criaturas, seres de leyenda...) hace tiempo que se esfumó. O eso se nos hace creer, pues algo de esa antigua época de superchería y prodigios sobrenaturales aún queda en pequeñas dosis, más allá de los cuentos de viejas y las canciones de los bardos, para aquel con la capacidad suficiente para ver donde nadie osa mirar.
Existen algunos magos, antiguo vestigio que todavía se resiste a desaparecer, pero estos han dado paso a una nueva generación de alquimistas y... "científicos". Una palabra todavía reciente que poco a poco va haciéndose un hueco entre la cultura popular. Sin embargo, como digo, las apariencias engañan y arcanos secretos continúan agazapados entre los recónditos rincones todavía inexplorados.

El hilo de esta historia está conducido por Keith el Cojo, un tipo que intenta abrirse paso en este difícil mundo. Un mensajero.
Podría decirse que el libro está estructurado en 4 partes o novelas cortas. Cada historia es independiente, contando una aventura propia, y al mismo tiempo es un todo continuado, pues los hechos van repercutiendo en la trama general y en la personalidad de nuestro protagonista. Os paso a hablar de cada una de ellas:

-La larga espera.
Esta primera aventura sirve casi de prólogo o presentación no solo de este mundo pseudofantástico, sino del protagonista. En ellla se nos cuenta cómo Keith el Cojo, apodado así por un accidente de juventud, reaparece en escena tras un largo tiempo a la sombra, preso en una cárcel. No sabemos qué motivos lo llevaron allí, pero seguro que su deslenguada boca y su descarada sinceridad tuvieron algo que ver.
Un primo suyo lo alienta a alistarse al Milano, una de las principales y más importantes Casas de mensajería. Conoceremos a su jefa, quien desde el primer momento se nos muestra misteriosa y esquiva o parca en palabras con Keith; razón de más para que le llame la atención nada más conocerla.
Una vez contratado como mensajero, rápidamente se mete en problemas y, dado su espíritu aventurero, su vida da un giro de 180 grados.

"En los caminos se forjan historias. Unas llegan a las tabernas flotando como polvo en el viento, otras pasan de boca en boca entre los mercaderes o los viajeros solitarios. Pero algunas, las mejores, solo las conocen los mensajeros."

Me gustó ese halo de cuento que tiene el final, con cierto toque fantasmal, aunque me supo a poco.

-La ciudadela.
En esta segunda parte, Keith el Cojo ha afianzado su valía como mensajero, ganándose la confianza de Ravza, su jefa; personaje a quien conoceremos más personalmente, pues la trama de esta aventura tiene que ver con su hermano desaparecido hace años. Tanto a uno como a otra, el destino los llevará hasta la casa de La Tortuga, otro de los principales enclaves de mensajería (con los años venido a menos), rival de El Milano desde hace mucho, situado en una ciudad costera, y cuyo ladino líder guarda información importante sobre la misión que nuestros protagonistas llevan a cabo. Desde allí sus azarosos pasos los conducirán a un sitio insólito del que no hablaré para no restar sorpresa.

Sin duda es la historia que menos me ha gustado (quizá también la más fantasiosa), aunque esto no significa que no sea intrigante ni entretenida.

-Los hijos del olvido.
La trama de esta parte gira en torno a un enigmático niño ciego que aparece en El Milano pidiendo ayuda. Pueblos enteros se ven espoleados a abandonar su tierras. Apenas nadie consigue sacarles algo a estos desesperados viajeros, conocer qué está pasando, qué los lleva a campar sin rumbo dejando atrás sus vidas, y claro, las especulaciones, la desinformación y el pánico empiezan a extenderse como la pólvora. No obstante, y esto pocos lo saben, en este peculiar niño reside la clave de todo.

"Lágrimas de ceniza, de profecías, de plegarias del fin de los tiempos. Voces de bardos que gimen y se desesperan arrancándose los cabellos. Lanzas enhiestas en un campo de batalla desolado, la tierra de los muertos y los huesos. Gritos de viudas ante un féretro vacío, llantos de huérfanos a los que alimentará el odio."

Quizá esta historia sea menos extensa que las anteriores, pero para mí (cuestión de gustos) es donde el libro adquiere cierto dinamismo y se lee solo. Como curiosidad, he de admitir que nunca he sido muy fan de las criaturas mitológicas que aparecen en esta parte (no diré cuáles), y la autora, virtuosa en el arte de narrar, ha conseguido hasta que me gusten. Me quito el sombrero.

"Los antiguos dvanir, se decía, no enterraban bajo tierra a sus muertos, sino que los montaban en barcas funerarias, cargados de alhajas y los objetos que habían amado en vida (...). En algún momento de su infancia le había parecido siniestro. Ahora, por vez primera, entendía la belleza de aquel ritual póstumo. No podía haber lecho que se comparase al abrazo del mar. Perderse en él era como fundirse con el cielo y la tierra al mismo tiempo. Con la vida entera."

-El Desfiladero.
En este último tramo el protagonismo recae en Mark, uno de los hijos de nuestro mensajero. Sí, ha pasado el tiempo y el Cojo ha formado su propia familia. Cuando a Keith le detectan el Ojo de la Bruja (una enfermedad mortal de la que poco se sabe, pero que ya se ha empezado a cobrar las primeras vidas en la región), su hijo no duda en emprender un peligroso viaje en busca de una misteriosa cura de la que ha oído hablar, pero sin muchas garantías de que esta en verdad exista.
Para ello se asocia con Los Ratones, un grupo de mercenarios encubiertos, que usa la identidad de una compañía de teatro como tapadera. Mientras tanto, el miedo a esta nueva plaga y a sus extraños síntomas (pues aún no se sabe cómo se transmite) tienen a las poblaciones inmersas en un constante flujo de cuchicheos y habladurías.

"Cualquier mensajero que se precie sabe que los rumores son un enemigo al que no se puede vencer. Un enemigo que no necesita pararse a comer o a dormir, que cabalga con el viento y es tan mutable y peligroso como éste."

En esta angustiosa misión, pues cada día que pasa es una contrarreloj por llegar a tiempo para salvar a su padre, uno de los personajes que más me han gustado es Thorval, uno de los varios mercenarios que acompañan a Mark, que forja un vínculo especial con el muchacho y hasta le enseña el antiguo oficio de la cetrería, consiguiendo que grajos adiestrados manden mensajes a sitios lejanos.
Irónicamente, pues el personaje central con el que empezamos el libro apenas tiene protagonismo aquí, ha sido la aventura que más he disfrutado.


.....

Recuerdo que este libro me llamó por la portada. Lo primero que me entró por los ojos. Luego el que la autora fuera paisana me atrajo todavía más. Es un libro que se toma su tiempo en contar sus diferentes historias, como un buen guiso cocido a fuego lento, y que va de menos a más. Al final acabas cogiéndole cariño a los personajes, pero si algo tengo que destacar, por encima de la propia historia, es la maravillosa pluma de Mariela, que de forma sencilla y a la vez elaborada consigue que todo resulte fluido y en ocasiones hasta poético.
Solo lo recomendaría a aquellos que os guste la literatura fantástica, a pesar, insisto, de que el mundo creado aquí sea más cercano al del medievo que al fantástico, una época atemporal con sabor a cuento donde los mensajeros cabalgan durante días para entregar sus cartas y paquetes, armados, eso sí, con un buen puñal o espada, pues los caminos están plagados de rufianes y malhechores.





domingo, 22 de julio de 2018

Cerrado por vacaciones

Hola mi gente!! Nos tomamos un descanso y a mediados de agosto más o menos regresamos.
Espero que leáis mucho y tengáis un verano de fábula. Ya me pasaré por vuestros blogs para cotillear las lecturas que os han acompañado.


Un besazo, y nos vemos a la vuelta!!