jueves, 24 de julio de 2014

La vida en rosa

 


Título: La vida en rosa
Director: Oliver Dahan
País: Francia
Año: 2007
Género: Drama, Musical, Biográfico


Sinopsis
Un retrato impresionista del icono de la música francesa Édith Piaf (1915-1963), cuya vida trágica parece tomada de una novela del siglo XIX. La película recorre su trayectoria, la cual se inició en los barrios bajos del distrito Belleville de París hasta alcanzar el éxito en Nueva York (Estados Unidos). La historia de una mujer que creció en medio de la pobreza, rodeada de espectáculos callejeros, prostitutas y proxenetas, quien, gracias a su apasionada lucha por sobrevivir y amar, se convirtió en una estrella mundial.


Opinión personal
La leyenda francesa, llevada a la gran pantalla. La vida en rosa nos muestra la trayectoria de Edith Piaf, desde la pobreza en su niñez, hasta lo más alto en  Nueva York.
Cada minuto del largometraje está cargado de sentimiento y pasión. Como espectadora, te envuelve poco a poco en un manto de tragedia, alegría, llanto y agonía, todo acompañado por esa voz tan genuina y única.


La película está estructurada en tres partes, empezando por la infancia, donde nos presenta a una niña que vive en condiciones de indigencia y que es prácticamente huérfana a pesar de tener madre; en su adolescencia el director nos muestra la personalidad rebelde y enamoradiza de Edith. Es en esos locales nocturnos del París de aquellos años, donde conoce al que será su mentor durante varios años; y en la tercera y última etapa, llegamos al punto más álgido de su vida, cuando conoce a su gran amor y llega a lo más alto profesionalmente, años antes del inicio del declive de la gran estrella.


Sin lugar a dudas, el éxito de esta película se debe a dos factores importantísimos, la voz de Piaf y como no, el papel de Marion Cotillard, que lo borda y consigue que te olvides que estás viendo una película. Hace posible, que te sientas protagonista de esta historia biográfica. Es por esta soberbia interpretación, por la que recibe la gran estatuilla dorada.


Si antes de conocer su vida, me encantaban sus canciones, tras ver esta obra, me ha cautivado la Piaf como persona. La que amó como pocos tienen el valor de hacerlo, sin pedir nada a cambio y de manera generosa. Fue por eso, que tras esa pérdida, sus canciones se empañan de una tristeza y melancolía, que aún hoy en día te provocan un nudo en la garganta.








2 comentarios:

  1. No la he visto. Pero voy a tener que hacerle un hueco. Se nota que lo has disfrutado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota mucho? Jejeje no lo puedo remediar, es una de mis pelis favoritas. Si algún día la ves, me gustaría saber qué te parece. Gracias por comentar. Un beso

      Eliminar