lunes, 27 de julio de 2020

Grandes esperanzas


Título: Grandes esperanzas
Autor: Charles Dickens
Páginas: 771
Año de edición: 2011
Género: Clásicos de la literatura


Opinión personal
Muy buenas!! ¿Cómo va ese verano? Después de un par de semanas de desconexión, volvemos a la carga.
El libro que hoy os traigo ha sido mi estreno con Dickens (un autor al que le tenía ganas desde hace mucho), y lo cierto es que me ha provocado diversas sensaciones, tanto malas como buenas, así que es complicado de reseñar. Por lo pronto, os cuento un poquito de qué va.

La historia nos presenta a Pip (el protagonista indiscutible, pues se dirige en todo momento a nosotros en primera persona), un huérfano de 7 años que es criado por su hermana mayor y su cuñado en un entorno paupérrimo. La hermana, que por edad casi podría ser su madre, es una mujer brutal e imposible, siempre descargando su ira con el niño y avergonzándose de estar casada con un miserable herrero. Joe, el marido de su hermana, es a menudo el único consuelo de Pip, su amigo y confidente.
Tras diversos incidentes (que no contaré para no desvelar demasiado), dos años después nuestro protagonista es mandado a la Casa Satis, una destartalada mansión a la que casi nadie tiene acceso, cuya dueña, la Señorita Havisham, se oculta del mundo tras sus muros, una rica solterona, excéntrica y atormentada por sus propios recuerdos, que desea la compañía de un chico para entretenerse.


Para la estrafalaria y caprichosa mujer, vestida con un traje de novia como único atuendo y con las cortinas echadas como si siempre fuera de noche, Pip no es más que una distracción pasajera, un nuevo pasatiempo con el que llenar las horas. Pero además de la Señorita Havisham, el niño conoce a Estella, la ahijada de esta, que es más o menos de la edad de Pip, de la que cae perdidamente enamorado. Estella, cruel y arrogante, se mofa de él siempre que tiene ocasión, ridiculizándolo, remarcando las diferencias de clase social que los separan a una y otro. Aunque su personalidad ha sido forjada así adrede, pues desde su más tierna edad es educada para que, cuando sea mayor, arrebate el corazón de los hombres, para luego pisotearlo.
Es así como Pip empieza a ir a la mansión Satis, una o dos veces por semana, y cada vez que regresa viene más cambiado, pues ya no quiere ser un simple aprendiz de herrero, como antes deseaba. Cuanto más se roza con esas nuevas compañías (ese mundo sofisticado y vanidoso que no es el suyo), menos tiene claro sus expectativas de futuro. Por lo pronto, ahora quiere aprender en la escuela lo máximo que pueda, volverse refinado. Con la ayuda de la dulce Biddy, una muchacha unos años mayor que él que de vez en cuando sustituye a la maestra local en clase, aprende a leer y a escribir.

Unos años después, al cumplir el chico los 21 años, un golpe de suerte le sobreviene para sorpresa de todos, recibiendo una gran fortuna. Un enigmático benefactor manda a un afamado abogado el encargo de ponerse en contacto con el muchacho, para que lo mande a Londres, donde está previsto que se convierta en un noble caballero.
Lleno de preguntas sin respuesta y un sinfín de inseguridades, pero a su vez ilusionado, Pip se despide de los suyos y parte de viaje hacia esta nueva vida.
De 771 páginas que tiene el libro, este momento no ocurre hasta pasadas las 200 páginas, por lo que deberéis armaros de paciencia si queréis descubrir qué ocurre con nuestro protagonista de ahora en adelante.

A partir de este nuevo bloque, el cambio de aires se nota, entran nuevos personajes en escena (algunos a los que coges cariño, como Herbert, con quien comparte piso, o John Wemmick, el ayudante del bogado) nuevas tramas, y nuevos interrogantes; el mayor de todos, la identidad de este misterioso benefactor que, puntualmente cada mes, le hace llegar a Pip una cuantiosa asignación para gastar en lo que el chico estime oportuno. Según le comentó al principio el Sr. Jaggers, el abogado (este personaje es otro de esos que tiene bastante miga en la historia), una de las cláusulas del acuerdo al que llegaron si quería seguir manteniendo esta vida de lujos, es que nunca bajo ninguna circunstancia podía preguntar por la identidad de su cliente, el benefactor tras las sombras.
Por supuesto, los reencuentros con el pasado son fundamentales en esta historia, creando situaciones muy dispares y sorprendentes.

Bueno, no sé cómo serán los otros libros de Dickens, pero este en concreto es para entregarse por completo al placer de leer por leer, sin prisas, sin que haya grandes sobresaltos cada pocas páginas. ¿Por qué digo esto? Pues porque el autor se toma su tiempo en contar con minuciosidad los diferentes aspectos de la personalidad de un amplio desfile de personajes, a cual más estrambótico. A pesar de la gran cantidad de secundarios, todos son más o menos reconocibles (tanto, que a veces parecen caricaturas), así que por ahí bien, no hay motivos para perderse.
Pero debo reconocer que el estilo de Dickens en ocasiones me ha sobrepasado, pues si bien a veces era fluido y coherente dentro de ese barroquismo narrativo, otras en cambio resultaba enredoso y rebuscado, hasta el punto de tener que leer varias veces largos párrafos para entender lo que me quería decir, ya que se enrollaba con detalles superfluos y ramificaciones exageradas de datos que enseguida me sacaban del texto. Pero no es eso lo que peor he llevado, sino la personalidad de ciertos personajes.
Si, por poner un ejemplo, Estella me cayó mal, despiadada y cruel con nuestro protagonista, peor me cae Pip en algunos momentos, servil y amoroso como un perro con quien no lo merece, y desagradecido con quien más lo apoyó desde que era niño, avergonzándose del torpe pero de buen corazón Joe, y en general de casi todo lo que pertenezca a sus raíces. Al final, por cosas que pasan, nuestro protagonista se redime de algún modo, pero sin duda lo que más extraigo de esta historia es que la juventud, muchas veces, es estúpida e ingrata.

Es extraño, no sé cómo expresar lo que he sentido con Grandes esperanzas, porque al mismo tiempo que se me ha hecho muy pesado (hasta el punto de que en ocasiones me llegó a importar bien poco lo que le sucediese a sus personajes) y he tardado meses en leerlo, por otro lado, al terminarlo, no me arrepiento de su lectura. Es más, hasta me ha gustado, pues sus personajes de algún modo quedarán para siempre en el recuerdo. No creo que lea a Dickens en una larga temporada, pero de que repetiré con él no me cabe la menor duda. Tal vez con Canción de Navidad o algún otro. ¿Qué títulos me recomendaríais?


.....

Vi la película este finde pasado, aunque solo fuera para comparar y ponerles cara a esos personajes que durante tanto tiempo me han acompañado (la adaptación de 2012, la más reciente si no estoy equivocado, pues al ser una de las obras más importantes del autor, ha sido adaptada al cine y al teatro cientos de veces).



Al comprimir tantas páginas en apenas dos horas, como es natural me pareció que todo sucedía muy rápido. Algunas tramas y personajes directamente ni aparecen (también es comprensible). Y luego los personajes principales me pareció que tienen como un barniz de benevolencia, en el libro son todos más mezquinos y ruines. A pesar de todo, me resultó una adaptación aceptable y, dentro de lo que cabe, fiel.





31 comentarios:

  1. A mí me gustó esta novela, pero es cierto que Dickens no siempre es fácil. Hay que partir de la época en la que escribió. Además del contexto creo que el autor hace un muy buen papel como narrador, pero para gustos, se hicieron los colores. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, tal vez con otro libro suyo la cosa hubiese cambiado. En cualquier caso, es extraño, porque se me hizo muy pesado y a su vez me gustó.

      Un beso, Aliena ;)

      Eliminar
  2. Voy a empezar por el final. Las dos pelis que he visto, la de 2012 y la anterior de Ethan Hawke, me gustan mucho.
    Por culpa de esta última intenté en varias ocasiones leer el libro y me quedé en el camino. Me aburría muchísimo y seguro que por razones parecidas a las tuyas. No me molesta un exceso de descripciones mientras que sea útil para meterte en la historia pero ya si el autor se flipa y desvaría yo me desconecto.
    Me da la sensación de que es un libro que supone un reto. Es como cuando te subes a una montaña rusa que da miedo, lo pasas bien y mal al mismo tiempo pero luego dices, lo he hecho.
    Los cuentos de Navidad de Dickens te los recomiendo. Me encantan pero también reconozco que es lo único que he leído del autor.
    De momento las Grandes esperanzas no entran en la lista.
    Besos y Feliz vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es eso, Norah, empezó como algo placentero, retrotrayéndome a esa época tan apetecible (literariamente hablando), empapándome con el contexto y los personajes, pero llegó un momento en que se me empezó a hacer muy cuesta arriba. Pero como soy así de cabezón, al final me impuse el reto de terminarlo, es muy raro que deje un libro a medias, aunque a veces lo merezca. Y oye, ni tan mal. A final hasta me gustó.

      Un beso ;)

      Eliminar
  3. He leído, del autor, Cuento de Navidad, y algún relato más. Siempre quiero leer algo más, pero me da que me va a pasar como a ti, o como a Norah. En fin, algún día saldré de dudas jejejeje
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues sí, supongo que todo es probar. Aunque si algún día te da por leerlo, ve con la idea de que es una lectura que requiere paciencia, para leer con calma y dejarse llevar.

      Un beso, Anabel ;)

      Eliminar
  4. La verdad es que del autor sólo he leído su famoso Cuento de Navidad y relatos sueltos... y de momento me he quedado ahí porque me da la sensación de que en novelas más largas me va a resultar súper denso.
    Igual, me gustaría leer alguna en un futuro =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me cuentas qué tal si algún día te da por leer algo suyo así más tocho. A lo mejor lo disfrutas más que yo.

      Un beso, Shorby ;)

      Eliminar
  5. Si tuviera que quedarme con un libro de Dickens, sería con este.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues no me lo pones fácil, jajaja. En fin, espero encontrarme en el futuro con otro suyo que no se me haga tan cuesta arriba. ¿Has leído muchos suyos?

      Un beso, Rocío ;)

      Eliminar
  6. Yo la verdad es que tengo ganas de leerlo pero me temo que pueda pasarme como a ti. Las películas no las he visto pero preferiría leer el libro antes.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya lo que te pida el cuerpo, Alicia. Me consta que a mucha otra gente le ha encantado, de hecho es de sus libros mejor valorados.

      Un beso ;)

      Eliminar
  7. Hola Ray!! Una recomendación maravillosa de un género que me encanta. Me llevo bien anotada tu recomendación. ¡Genial reseña y gracias por el descubrimiento! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, conociendo tus gustos, tal vez lo disfrutaras más que yo. Estoy seguro.

      Un beso, Ana ;)

      Eliminar
  8. ¡Hola, Ray! ^^

    ¿Qué tal va el sábado? Espero que genial :D Y... ay, Dickens *-* Creo que no hace falta, a estas alturas, que te diga lo mucho que adoro sus libros jajajajaja Lo siento, creo que no voy a poder ser demasiado objetiva xD ¡Pero lo voy a intentar, sí, sí!
    Vale, así de salida, y por si te sirviera de consuelo, la primera vez que leí uno de sus libros, también flipé un poco. Ojo, porque es que yo estaba in love (o sea, te lo juro, Ray, estaba que no cagaba con la maldita novela "David Copperfield"), pero sólo cuando me di cuenta de que con Dickens las cosas van pasando poco a poco.
    Me has picado mucho la curiosidad con Pip. Entiendo que el chaval tiene a ratos un señor guantazo. Si es que las malas compañías tienen muy mala leche... y, bueno, con este señor los malos son muy malos y los buenos muy buenos, así que supongo que la niña, Stella, es una cabrona de talla mayor jajajajajajaja
    Siento que la experiencia no haya sido del todo positiva :( Aunque me alegro de que en general hayas podido disfrutar de la historia :)
    Vale, estoy pensando que "La casa de antigüedades" es de los más amenos suyos que he leído. Creo que es más o menos igual de largo que éste, o un poco menos. Es que me da un poco de miedo recomendarte "David Copperfield", porque el libro es un tocho importante y al principio se centra mucho mucho en su infancia.
    Una reseña genial, como siempre :)
    ¡Un besazo muy pero que MUY grande y que pases un maravilloso fin de semana, Ray! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. * "La tienda de antigüedades". En serio, ¿dónde demonios tengo la cabeza?

      Eliminar
    2. Precisamente antes de ayer pasé por una librería y vi este que dices de "David Copperfield", y sí, es un señor tocho, más incluso que "Grandes esperanzas", que ya es decir. Ya, con esta lectura me di cuenta de que su estilo es muy poco a poco, para recrearse con los detalles, y tampoco creas que es algo que me disguste, es solo que en algunos tramos se me hizo pesado. Aun así, como ya dije, me gustó, así que no descarto volver a repetir con el autor. "La tienda de antigüedades" no lo conocía, pero investigaré un poco. Gracias!! ^^

      Un beso, Carme ;)

      Eliminar
  9. Hola, Ray!
    Con el libro no sé si me animaré pero con la película quizá sí. Le voy a echar un vistazo a ver...
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay varias versiones, así que tienes dónde elegir. ^^

      Un beso ;)

      Eliminar
  10. ¡Querido Ray! hace tiempo que dejé de leer clásicos (no te creas que hubo un tiempo en el que me apetecían mucho), este no tengo en mente haberlo leído y no creo que me ponga a ello y más después de leerte y comprobar que se te ha hecho muy pesado, hayas tardado un montón en terminarlo, aunque también lo hayas disfrutado.
    He visto por ahí que hay varias miniseries, además de las dos pelis (la de 2012 que es la que has visto tú y la anterior de 1998, que es una adaptación como modernizada, esa sí me llama la atención porque además trabaja Ethan Hawke, un actor que me encanta, igual me animo)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante los momentos de indecisión, siempre nos quedará el cine. También Ethan Hawke me encanta, lo hemos visto crecer en películas desde que era un niño, es casi como si fuera un familiar nuestro. ^^
      Yo no suelo leer clásicos de forma asidua, más bien de mucho en mucho, pero reconozco que hay algunos que me han encantado.

      Un beso, Marian ;)

      Eliminar
  11. La macana de este autor es que "repite" el estilo en varias de sus obras, siempre la miseria y la clase acomodada, la hipocresía, el sistema judicial que reprime a los pobres. La caída en desgracia de varios oportunistas y la redención (o no) de muchos personajes.
    Si deseas un relato ameno y bien hilvanado, Cuento de Navidad es espectacular, un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los ricos y pobres es muy común entre los autores de época, aunque lo de los personajes muy buenos y muy malos según parece es algo muy Dickens. A pesar de todo, y de que en algunos tramos se me hizo pesado, me gustó. Sí, Cuento de Navidad es posiblemente el que más me llama ahora.

      Un abrazo, Scabbers ;)

      Eliminar
  12. A mi Dickens fue quien me introdujo en el mundo de la literatura y me encanta como escritor.
    Grandes esperanzas no lo he leído pero no creo que tarde mucho en leerlo ahora que estoy leyendo libros no tan novedosos.
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pues me encantará conocer tus impresiones y así comparamos. ^^

      Un beso, Ali ;)

      Eliminar
  13. ¡Hola!
    La verdad es que no he leído esta obra de Dickens aunque sí he leído otras y me ha gustado bastante. Pero entiendo que hayas encontrado puntos negativos y otros positivos. Seguramente leeré esta novela en algún momento y también tengo ganas de ver la adaptación.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, para ser mi primera vez, debería haber probado con algo más cortito. De todas formas no me arrepiento de haber leído esta historia, siempre recordaré a sus personajes.

      Un abrazo, Seveth ;)

      Eliminar
  14. Ja! Te has tomado a Dickens como algo personal terminarlo y terminarlo sabes que a mi me pasa igual? A veces lo termino por pura cabezoneria
    La película me dejo con ganas de más. .... Me faltan pedazos de libros allí yo vi la de Helena Bon .....bue esa
    Te recomiendo porque es más tolerable Almacén de antigüedades.
    Saludosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, ya me lo tomé como un reto personal, por pura cabezonería. Y me alegro de no haberlo dejado a medias, si no no hubiese sabido cómo termina todo.
      Sí, me han recomendado ese otro libro del autor, así que lo tendré en cuenta si algún día repito con él.

      Un beso ;)

      Eliminar
  15. ¡Hola!
    Pues no sabía que había adaptaciones de este libro, quizás me anime con la última peli, Básicamente del autor no he leído nada todavía, pero lo tengo pendiente. Este libro que nos presentas no creo que sea el primero que lea de él. Me dijeron que comenzara con Canción de Navidad, por si te ayuda. Espero leerlo en algún momento de mi vida, eso sí :).
    Un beso ^^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Canción de Navidad es posiblemente el próximo que lea de él, que es así cortito y me da que más ameno y liviano.

      Un beso ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...