miércoles, 28 de diciembre de 2016

Misery


Título: Misery
Autor: Stephen King
Páginas: 376
Año de edición: 2003
Género: Terror



Siempre aprovecho estas fechas para sacar esa niña que llevo dentro. Me encantan las navidades. A pesar de los que faltan, cada año intento vivirlas con ilusión. Reuniones familiares, almuerzos con amigos y compañeros del trabajo. Y sobre todo, las caras de los más pequeños. Aunque he de reconocer que en mi época era distinto que ahora. Considero desorbitado los regalos que hoy en día se les hace a los críos por Reyes o Papá Noel. Así es normal que pierdan el interés por todo. Aun así siempre es una alegría reunirse con gente a la que se quiere. Y sin enrollarme mucho más, paso a hablaros del libro que hoy os traigo.


Opinión personal
El protagonista de esta historia es un escritor muy reconocido que se aísla en otra ciudad para terminar su última novela. A la vuelta, sufre un accidente de coche a causa de un fuerte temporal y se ve arrastrado dentro de su vehículo a la cuneta.
Cuando Paul recobra el conocimiento y abre los ojos se encuentra en la cama de una habitación que jamás había visto. Descubre que tiene sus dos piernas inmovilizadas gravemente heridas y un brazo lastimado.

Annie Wilkes le explica como lo rescató. Es enfermera y debido al fuerte temporal se ve obligada a atenderlo en su propia casa. Al menos eso es lo que le cuenta Annie, pero al poco tiempo Paul descubrirá una realidad que lo sumergirá en una pesadilla y deseará morir en más de una ocasión. Inmovilizado, dependerá totalmente  de su enfermera obsesiva y paranoica.

Una historia así no podría ser escrita por otro escritor que por Stephen King. Me ha enganchado desde la primera página manteniéndome alerta en cada momento y con ganas de más una vez lo he terminado. He sentido angustia y pánico cada vez que Annie entraba en la habitación. El personaje de esta mujer es fantástico y terrorífico al mismo tiempo. 
Los diálogos son superiores y en ocasiones tan tensos que he llegado a sentirme postrada en esa cama con esa loca a mi vera.  

Como curiosidad deciros que al poco de terminarlo vi la película y, como siempre pasa, me desilusionó, pero no porque no sea buena sino porque me leí el libro antes y jamás llegará a cumplir las expectativas. En las películas todo va muy rápido y si encima cambian detalles de la trama apaga y vámonos. 

Misery es una obra maestra que sin lugar a dudas he incluido entre mis favoritos. Un libro que debe leer todo amante del suspense y el terror.



miércoles, 21 de diciembre de 2016

Más allá del jardín


Título: Más allá del jardín
Director: Patrick McHale
País: Estados Unidos
Año: 2015
Género: Miniserie



Opinión personal
Es la primera reseña que hago con la etiqueta "Series". No sé si habrá más, pero por el momento tenía que hablaros de esta maravilla que descubrí gracias a Mangrii, del blog Boy with letters. Y es que, ya me conocéis, me pueden las cosas con cierto aire indie, diferentes, especiales.
Se trata de una miniserie de 10 capítulos, de 10 minutos cada uno. Como diría mi vecina Tamara, del blog Chica Sombra, os dura un par de ColaCaos. La historia empieza con dos hermanos que se pierden en el bosque. No se nos cuenta más. Poco a poco iremos descubriendo pequeños detalles.



La miniserie es cerrada, y los capítulos continuados, es decir, cada uno empieza donde terminó el anterior. Preparaos para el surrealismo (ferrys a vapor tripulados por ranas, animales parlantes...), el ambiente lúgubre y mágico de los cuentos de antaño.
Cada hermano tiene su personalidad. Mientras el mayor es precavido, reflexivo, nostálgico y aprensivo, el pequeño es pura espontaneidad, imprevisible, soñador e ingenuo, desparpajo y derroche de gracia natural (me reí de lo lindo con sus cancioncillas).



A lo largo de los capítulos irán apareciendo un selecto surtido de estrafalarios y pintorescos personajes, desde un leñador que intenta por todos los medios que su candil no se apague, pasando por un acaudalado dueño de una mansión por cuyas laberínticas estancias se pierde de vez en cuando, hasta brujas y bestias con oscuros secretos.







Ambientado en el siglo XIX, me ha dado cierto regusto a pasajes salidos de la mente de Carroll, Twain o Dickens, pero con un tono oscuro muy de viejas historias de Halloween, y a la vez cálido y entrañable. Ya solo el aspecto musical es una auténtica delicia. Y los paisajes, tanto los silvestres y bucólicos como los siniestros, también de las mejores cosas.





(Mi actual fondo de pantalla)

Es una miniserie de trama y dibujos sencillos, pero muy fresca, con unos personajes de lo más especiales que os recomiendo encarecidamente porque te dejan con una sonrisa en la cara, consiguiendo aflorar el niño que todos llevamos dentro.
Como curiosidad, Elijah Wood le pone voz al hermano mayor en la versión original, creo, y Christopher Lloyd ("Doc" de Regreso al futuro) al leñador. Por cierto, solo hasta el capítulo final no descubriréis el sentido de la trama, solo ahí se dan las respuestas. Y ya os adelanto que tiene bastante miga la cosa, jajaja. Os dejo un adelanto de apenas 2 minutos para ver si os pica la curiosidad:



Si después de haberlo visto todavía seguís interesados, os dejo un enlace (el único que encontré que se escuche en español, pues en casi todos lados está en español latino), donde podéis ver la serie. Solo tenéis que pinchar aquí.
Espero vuestros comentarios si llegáis a verla. Y como ya toca, amiguitos del bosque, aprovecho para desearos FELIZ NAVIDAD!!







martes, 13 de diciembre de 2016

Tren de noche a Lisboa


Título: Tren de noche a Lisboa
Director: Bille August
País: Alemania
Año: 2013
Género: Intriga



Opinión personal
La película de la que quiero hablaros es una historia dentro de otra historia. Un profesor de latín salva a una chica del suicido, justo cuando está a punto de tirarse de un puente. La joven desaparece dejando un pequeño libro olvidado con un billete de tren a Lisboa y su impermeable rojo. Raimond, como se llama el profesor, es atraído y atrapado por cada palabra de ese objeto abandonado y no duda en dejarlo todo e ir en busca de los orígenes del autor de esos escritos a la capital de Portugal. Se adentra así en la vida de Amadeu.


Una vez llega a su destino, Raimond da con la hermana de Amadeu y descubre que el poeta y médico que lo ha traído hasta Lisboa fue miembro de la resistencia portuguesa durante la dictadura de Antonio Oliveira Salazar. Y esto es la punta del hilo del que irá tirando y tirando hasta descubrir, a través de testimonios de personas que acompañaron a Amadeu, en mayor o menor medida, a lo largo de su vida, lo sucedido hasta su muerte.


Nuestro profesor vive todo de una manera obsesiva necesitando resolver el enigma de lo que sucedió por aquel tiempo para dar un sentido a su vida personal, para conseguir una estabilidad emocional. Se trata de un hombre solitario y soñador que descubre en este viaje mucho más que la vida de un poeta, médico y revolucionario.


Durante la película, son numerosas las frases que se me han quedado clavadas por su profundidad y belleza. Me ha parecido muy interesante e ingeniosa la manera en la que cada pieza del puzzle encaja llegando a formar una historia llena de amor, amistad, traición, secretos y sufrimiento. La forma en la que se mueve en el tiempo llevando dos tramas paralelas y conectadas entre sí. Y un ingrediente fundamental que engrandece este film, para mí ha sido el elenco de actores, empezando por Jeremy Irons y terminando por un entrañable Christopher Lee.


Un film que me ha mantenido en vilo queriendo saber más y más hasta el final. He disfrutado descubriendo y desenredando esta historia nada previsible, a mí parecer, porque a pesar de saber el final de Amadeu desde el principio mi interés por la trama no se ha visto mermado, todo lo contrario. He de reconocer que la pasión con la que Raimond, nuestro profesor, abandona todo para perseguir un sueño me ha conquistado. 





martes, 6 de diciembre de 2016

Lydie


Título: Lydie
Autor: Zidrou y Jordi Lafebre
Páginas: 60
Año de edición: 2013
Género: Novela gráfica


Antes de nada, me gustaría hacer una aclaración para evitar más confusiones. En las últimas semanas el número de seguidores ha ido aumentando y, como he visto ya en repetidas ocasiones comentarios dirigidos a mí en las reseñas de Moniki, solo quería aclararos a los que os habéis incorporado hace poco que este blog lo llevamos entre dos, como se puede ver en el apartado Nosotros.
Dicho esto, vamos al lío...


Opinión personal
Quería hablaros de una novela gráfica que leí hace unos meses y de la que todavía guardo grato recuerdo. Desde hace un tiempo dejé de poner las sinopsis en las reseñas, pero esta vez os la dejo por aquí porque me parece muy acertada, en pocas frases comprime la esencia de esta hermosa historia:
"¿Quién dice que no existen los milagros? Cada día ocurren centenares de ellos, tan pequeños que ni los vemos. Incluso algunos son tan cotidianos, que hemos olvidado que son milagros. La pequeña Lydie murió al nacer, pero aun así, su madre dice que está allí. ¿Quiénes somos nosotros para quitarle la ilusión? ¿Por qué no puede ser uno de estos milagros?"

La historia transcurre en un callejón olvidado, a principios de los años 30. El callejón del bebé con bigote, como lo llamaron los modestos vecinos de sus nueve casas (el por qué tiene su miga). Y nos introduce en la vida de estos personajes con destinos entrelazados, como el de Camille Tirion, por ejemplo, la hija de Chu-chú, el maquinista de trenes. Una chica con pocas luces que se quedó embarazada. ¿Y el padre? ¡Quién sabe! Cuando se trata de darse un revolcón con una chica un poco ingenua, ¡sobran los candidatos!

Me pareció de lo más original cómo comienza la historia, pues su narrador no es sino una estatuilla de la Virgen María que, desde una hornacina en plena calle, nos empieza a contar el curioso suceso que ocurrió en esta pequeña comunidad. Me encantó cómo se dirige al lector:
"¡No os imaginéis cosas extrañas! No soy más que una estatuilla: madera de haya, un poco de pintura y unos retales de tela. Si algunos quieren ver otra cosa en mí, es cosa suya."



El bebé de Camille nace muerto, una niña que iba a llamarse Lydie. Una trágica noticia para todos. Y el bebé es enterrado junto a la tumba de la madre de Camille.
Y de repente, tras meses de lágrimas, Camille despierta una mañana diciendo que su bebé ha vuelto, y de la misma alegría empieza a contarle a todo el mundo que le han devuelto a su Lydie.



Todos, desde niños a adultos, no dan crédito, entendiendo que la pobre chica ha sufrido demasiado y algún cable se le ha terminado fundiendo. Algunos se burlan por detrás, otros se compadecen, convirtiéndola en la comidilla del barrio, sin poder evitar que la gente murmure en los cafés y las tiendas al verla pasar con su cochecito de bebé. Sin embargo, tal es la compasión que despierta entre los vecinos, que empiezan a seguirle el juego con tal de no entristecerla, consiguiendo que la mayoría termine reflexionando: "¿Por qué hacer el mal cuando resulta tan sencillo hacer el bien?"
Aunque su mayor cómplice en su fantasía es su padre (puede que el personaje que más me haya gustado). Un campechano viudo que, por no hacer sufrir a su hija (lo único que le queda en la vida) le sigue la corriente, viéndose muchas veces en situaciones de lo más estrafalarias y surrealistas.




Los años irán pasando, siendo testigos de esta farsa inocente de la que todos son cómplices, en la que el surrealismo llega a cotas insospechadas. Una de las cosas que más me han gustado es ver la evolución física de los personajes, cada vez más mayores conforme avanzamos en esta novela gráfica. O las curiosidades de la época, como eso de que fotografiasen a los recién fallecidos para inmortalizar su recuerdo.

El guión lo pone el aclamado Zidrou, a quien descubrí con El paseo de los sueños (reseña aquí) y desde entonces tuve ya claro que quería leer más novelas gráficas suyas. El dibujo lo pone Lafebre, un artista, un maestro en lo suyo, y quien ha pasado a ser desde ya uno de mis dibujantes favoritos. En el futuro tengo que repetir con otro de sus trabajos. Me encanta la expresividad que imprime en los rostros de sus personajes.



Amantes de la novela gráfica o meros curiosos, mi recomendación de hoy va para Lydie, una historia triste pero hermosa y conmovedora, con algún que otro momento simpático. Posiblemente la obra más reconocida de Zidrou, reeditada varias veces, en cada ocasión con una nueva portada. Podéis adquirir esta joyita a través de la página de Norma Editorial, pinchando aquí.
Lo sé, lo sé, muchos os preguntaréis, ¿cómo puede terminar un drama así? Solo os diré que el final es precioso, esperanzador, sujeto a la libre interpretación de cada lector, original como la propia premisa de la que parte este cuento para adultos que habla de una niña que nunca existió... ¿O sí? Bueno, tendréis que leerlo para saberlo.