martes, 21 de julio de 2015

Shadow of the Colossus


Hoy me apetecía rescatar uno de los videojuegos que más me ha marcado y que estos días he vuelto a jugar. Se trata de un juego lanzado al mercado para PS2 y que años más tarde, dada la legión de fans que cosechó, sacaron para PS3 remasterizado en un pack que trae dos juegos desarrollados por el mismo creador: Shadow of the Colossus, el juegazo que os traigo, e ICO (del que no me voy a molestar en hablaros porque es así tipo puzzle o de acertijos muy complicado y nunca me ha llegado a convencer demasiado).

La historia parte de una idea sencilla pero jugosa:
Un joven llamado Wander llega a caballo a una tierra prohibida dominada por los espíritus. Con él, trae el cuerpo de su amada Mono (una joven muerta de la que no se nos dan más detalles). En el centro de esta región solitaria se halla un templo altísimo, y dentro de él una especie de altar sagrado de adoración, donde el joven deposita a su amada con la esperanza de que los espíritus del lugar usen su magia para devolverla a la vida.




Estos se manifiestan a través de unas voces guturales y le dicen que para concederle su deseo tendrá que matar a los 16 colosos que moran en esta región prohibida.
Y aquí comienza todo.

La ambientación del juego es espectacular, con paisajes imaginarios de una majestuosidad y una épica que logran que perdure en el recuerdo. La vastedad de estos escenarios es colosal, de las cosas que más me gustan, pues atravesaremos valles profundos, y desiertos, y lagos, y puentes muy altos donde las perspectivas se pierden, y desfiladeros y bosques, y penetraremos en templos enormes cuyas estructuras se alejan hacia lo alto o hacia lo bajo, descendiendo a las profundidades de la tierra. Para mí uno de los fuertes del juego.



Luego están los colosos (lo mejor de todo), a los que tendremos que trepar por su gigantesco cuerpo para destruirlos, a cual más grandioso e imponente, ya que no hay uno igual a otro; como la forma de matarlos, cada uno tiene su punto débil y una forma de derrotarlo. 



Uno de los detalles que más me gusta es la sensación de vértigo cuando te subes a uno de estos colosos; desde los cuales se divisa todo el paisaje transmitiéndonos ese prisma de grandiosidad. Pero ojo, no podemos relajarnos porque harán aspavientos para tirarnos al vacío y, en el caso de sobrevivir a la caída, intentar aplastarnos.



Tendremos que usar la inteligencia además de nuestra pericia para no acabar muertos. A algunos de estos milenarios enemigos de proporciones exageradas les ha llegado a salir musgo por algunas partes (por donde deberemos ascender buscándonos las mañas); otros dada la altura tienen hasta balcones de piedra en su pecho o cintura (para que podamos descansar unos segundos en nuestra peligrosa ascensión, pues un mero resbalón hará que nos caigamos); unos colosos irán por tierra, otros por mar y otros por aire. Para derrotarlos solo contaremos con una espada y un arco.



A algunos nos costará más encontrarlos y tendremos que atravesar largas distancias hasta dar con ellos, pero para eso contamos con Agro, el fiel caballo de nuestro prota que acudirá siempre que queramos a una llamada nuestra.




Lo mejor:
- La ambientación, la imaginación y la enormidad de los paisajes, digna de los mejores libros de fantasía.
- Los colosos.
- La jugabilidad, pues al ser un mundo abierto podemos hacer lo que nos dé la gana. Al ser nada menos que 16 colosos tendremos horas y horas de diversión.
- La banda sonora también es especial.

Lo peor:
- El uso de la cámara, que nos costará manejar al principio al ser de sentido inverso como en el control de un simulador de avión.

He de decir que el trailer (de muy baja resolución) no le hace justicia, pero solo viéndolo podréis haceros mejor una idea.



Como curiosidad, existe ya el proyecto de llevarse este juego de culto a la gran pantalla. ¿Os imagináis cómo sería la película?



Os dejo además la última obra del creador de "Shadow of the Colossus" presentada en la reciente E3, un videojuego llamado "The last guardian" que ya está dando mucho que hablar. Primero porque su creador es alguien que solo saca videojuegos cada muchos años, y segundo porque las imágenes hablan por sí solas, continuando con ese estilo tan genuino e inconfundible que le caracteriza donde la imaginación está una vez más al servicio del entretenimiento. El siguiente vídeo no es el trailer sino un fragmento del juego, que seguro estoy os dejará con la boca abierta.




16 comentarios:

  1. Me suena muchísimo de cuando lo ví anunciar, pero nunca he jugado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que sonarte, Alicia, ya tiene sus años.

      Un beso ;)

      Eliminar
  2. Tengo el shadow para play 2, es genial, mis favoritos son los acuáticos y le tengo especial manía a los de arena, al que vuela. Los paisajes son para perderse aunque a veces lo de perderse no tiene gracia y das mil vueltas para llegar porque la espada no aclara mucho. Nunca he entendido del todo el final, me pareció un poco triste. Mi paisaje favorito es el que está al otro lado, el del lago.
    The last guardian parece una continuación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, alguien que sí lo jugó!!
      Así es, hay algunos que en su momento me mareé un poquito hasta dar con ellos porque estaban bien escondidos.
      No recuerdo yo el final ahora que lo dices.
      Pues no sé si será continuación o una obra independiente, pero tiene una pinta estupenda.

      Un beso ;)

      Eliminar
  3. Cuántos recuerdos¡¡¡
    Este juego es una pasada¡¡¡
    me alegra mucho que lo recomiendes¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es una pasada. Me alegro que también lo jugaras.
      A mí también me trae muchos recuerdos, y es que aunque muchos no sean conscientes los videojuegos han formado parte de varias etapas de nuestra vida; solo un puñado de ellos en concreto nos ha marcado.

      Un abrazo ;)

      Eliminar
  4. Yo soy más de nintendo, creo que te lo había comentado alguna vez :-)
    Pero con este juego no me veo, es que estos con tanto derrotar monstruos no acabo de cogerles el tranquillo, aunque la ambientación mola mucho por las fotos que nos dejas. Un pasada.
    Yo soy más de palataformas, y a lo mejor de ese ICO que comentas, y más de pokemon (que recuerdos!!) XD XD
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, puede que el ICO te guste más entonces.
      Mis inicios fueron plataformas (¿quién no lo ha flipado con Mario?). Pokemon a mí ya no me pilló, y aunque tengo amigos que sí lo jugaron, soy un gran desconocedor de su mundillo.

      Un beso ;)

      Eliminar
  5. Pues no lo conocía y me gusta, a ver si lo pruebo que ese estilo de juegos me gustan mucho y estoy acabando con el que estoy ahora.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te encanta, Lesin. Es una auténtica pasada para el tiempo que tiene.

      Un beso ;)

      Eliminar
  6. Pue smira que no soy de vidiojuegos pero este me llama mucho desde que lo vi en videos de youtube <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te gustaría mucho, pues más allá de la imaginería y esa estética tan atemporal tiene horas y horas de diversión.

      Un beso ;)

      Eliminar
  7. Siempre veia a mi hermano jugando y los graficos son amados, por mi parte no entiendo mucho de videojuegos :( pero me han encantado las imagenes que has puesto, dan ganas de jugarlo o de ver una pelicula sobre ellas , chao, nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, con tan épicas y fantásticas imágenes, imagina la película que podrían llegar a hacer.
      El juego es adictivo, cuando derrotas a uno enseguida quieres ir en busca de otro, y otro, y otro... jajaja.

      Un beso ;)

      Eliminar
  8. Hola ! soy fan de estos juegos, me encantan !

    Por cierto vengo de parte de la iniciativa de seamos seguidores

    http://mundosinmortalesliterarios.blogspot.com.es/

    Un saludo



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida entonces, Vanezuky! Me paso por tu blog.

      Un beso ;)

      Eliminar