miércoles, 25 de noviembre de 2015

El palacio de la luna


Título: El palacio de la luna
Autor: Paul Auster
Páginas: 310
Año de edición: 2002
Género: Narrativa


La historia de cómo este libro llegó a mí digamos que fue regida por motivos del azar, como la propia historia que en él se cuenta.
Un día, un amigo bastante peculiar que a todos sitios adonde va es siempre con algún libro encima, me lo regaló. Así, por las buenas. Le pregunté por qué, a lo que me respondió que era porque lo tenía repetido (le tocaría con alguna colección del periódico o qué sé yo). Me lo traje a casa, lo miré por encima con cara de pocos amigos y eso fue todo. La portada era horrenda y encima de pasta dura (también lo hay en bolsillo, pero a caballo regalado...). No había oído hablar del autor en mi vida, así que como no me tentaba nada lo dejé por ahí.
Tiempo después, un buen día, habiéndome olvidado ya de él, y con el dilema de elegir un nuevo libro tras terminar uno, no sé por qué, mis ojos toparon con este en la estantería y me quedé mirándolo. Y fue como (vais a pensar que estoy loco)... como si por un momento los dos nos mirásemos. Y un impulso extraño me hizo agarrarlo y leer la primera página.
El resto ya es historia.
Hoy por hoy es uno de mis escritores favoritos (pocos ostentan ese dudoso privilegio, pues podrían contarse con los dedos de una mano).
Pero más allá de esto, este libro me sirvió para aprender una lección de oro: nunca juzgues un libro por su portada. Ley no escrita que podría aplicarse a las propias personas o tantas y tantas cosas en esta vida.


Opinión personal
La historia nos habla de Marc Fogg, hijo de padre desconocido, que tras la muerte de su madre a muy temprana edad, es recogido por su tío (músico de vocación), quien lo cría.
Años después, ya más mayor, y tras la muerte de su tío y única familia, por esos días va a la universidad; hasta que la falta de recursos lo obliga a abandonar la carrera que está estudiando.
Cuando se muda a un apartamento en Nueva York, vacío por completo, sin muebles, lo único que posee es una montaña de libros, la única herencia de su tío. Me hizo mucha gracia cómo decora el sitio: amontonando libros para construir muebles, como su propia cama. Sin otra cosa que hacer, se dedica a ir leyéndolos uno a uno.
Llegado un punto toma una insólita decisión: la de dejarse llevar por los vientos del azar, y en vez de pensar seriamente en su futuro, lo deja estar, "Lo que sea que esté para mí ya vendrá solo". ¿Comprendéis?

Cuando no tiene con qué pagar el alquiler, empieza a vender libros al peso (los ya leídos) y con lo poco que le dan en una librería de libros de segunda mano paga los gastos. Poco a poco los muebles-libro van desapareciendo, hasta que un buen día se queda con el apartamento vacío y, sin ninguna posesión, con tan solo la ropa puesta, abandona el que hasta el momento ha sido su hogar temporal. Sale a la calle y mira a un lado y a otro, sin saber qué dirección tomar o qué hacer a partir de entonces.
¿Qué pasa a partir de este momento? Tendréis que haceros con este libro para saberlo, siento haber contado tantos detalles, pero lo creáis o no, es solo el principio. Ya vendrán más adelante personajes como la bella Kitty Wu, una chica de origen asiático y el amor de su vida (aunque ella tiene poca trascendencia en la historia), o un anciano paralítico que contrata los servicios de Marc para que le haga compañía y, de paso, lo ilustra de anécdotas fascinantes y le da una nueva visión de las cosas la mar de curiosa.

Digamos que el libro podríamos partirlo en dos partes diferenciadas. La primera parte centrada en Marc, y la segunda en la vida de este viejo, pintor en otra época, donde nos remontaremos a su pasado, intercalando con los días presentes. Os adelanto que la relación de estos dos personajes no tiene desperdicio.
Esta es la historia de la búsqueda de uno mismo, de cómo la vida te sorprende y te transforma. Rara vez me he sentido tan identificado con un personaje de ficción como con el protagonista de este libro: su forma de ver las cosas, su, por momentos, sensación de abandono consigo mismo, su nostalgia por el pasado...

Los que ya habéis leído a Auster sabréis que en sus historias pasan muchas cosas y, con cada página transcurrida, te sorprende una y otra vez (a diferencia quizá de Stephen King, por mencionar a otro de mis favoritos, donde tienes que pasar muchas páginas para que ocurra algo trascendente). Es un estilo muy personal. No solo eso, además de entretener te atesora de cosas interesantes (en este libro por ejemplo me encantó la anécdota de Tesla, un personaje histórico hasta el momento desconocido para mí). No me enrollo más, tenéis que darle una oportunidad, una vez iniciado el viaje, querréis seguir leyendo más libros de este autor.




miércoles, 18 de noviembre de 2015

Book tag: Inside out

Muy buenas!!
Aquí en esta entrada, la nº 100, os traemos el siguiente tag al que el mes pasado la simpática Tamara, del blog Chica Sombra, nos nominó. ¡¡Gracias guapa, un besito!!


Como viene siendo ya habitual, lo responderemos a dúo:


Moniki: Me enseñó un mundo de fantasía único en el que me sentí muy a gusto y el sabor a día de hoy aún es de alegría.


Ray: Este fue el tercer libro que leí de la delirante saga Mundodisco, pero el primero de la serie de las Brujas. Durante su lectura me hizo sentir parte de la historia en todo momento. Sobre todo la primera mitad (los días de formación que pasan juntas la bruja y la aprendiz de bruja) se me antojó divertida y entrañable dentro de un marco idílico. Guardo muy buen recuerdo de este libro.


Moniki: Partiendo de la base que este libro (de la saga Las aventuras de Gotrek y Félix) me encantó y me tuvo enganchada hasta su punto y final, sí hay una parte de él que me dio asco. Se trata del Clan Pestilens, conocidos como los Monjes de Plaga, discípulos de la enfermedad y la descomposición, cuyo fin es extender la pestilencia y la corrupción allá por donde van en nombre del Dios de los Skavens. Brutal.

Ray: Aquí no sabía qué poner, pues ningún libro encaja con esta descripción, y de repente, me acordé de cierto pasaje asqueroso donde la peligrosa y bipolar Annie Wilkes le hace beber a su escritor favorito de un cubo de agua, donde acaba de escurrir una fregona tras pasarla por el suelo para limpiar un caldo de pollo derramado. Era algo así si la memoria no me falla, el libro es más crudo que la película.


Moniki: Es el libro que hasta el momento menos me ha gustado del señor King, pero hay un pasaje donde el miedo se apoderó de mí. Guardo grato recuerdo de este libro, a pesar de que sea el que menos me guste. Por aquel momento trabajaba de noche y en la soledad de la oficina pasaba las horas nocturnas con un buen libro. Pues bien, hay una parte donde el protagonista está en su salón y se asoma por la ventana creyendo ver a alguien en la casa de enfrente. Tal como está contado, me sentí en ese salón y levanté la vista del libro para echar una ojeada general, jejeje.

Ray: En realidad miedo lo que se dice miedo creo que ninguno, pero sí angustia, ansiedad, desasosiego. Y en el caso de este libro más que por las situaciones paranormales (que son bastantes), por los peligros reales que pasa esta pandilla de niños cuando los persiguen en todo momento o los acorralan determinados muchachos violentos, futuros delincuentes. Es a través de estos peligros y penurias donde los personajes acaban forjando una amistad inquebrantable.


Moniki: Uno de mis libros favoritos y sin lugar a dudas el más triste. Con él he llorado hasta tener el corazón encogido. Es una historia maravillosamente triste.

Ray: La historia de este libro me resultó tremendamente triste. Mientras lo leía y pese a todo pronóstico albergaba la esperanza de que las cosas mejorasen, pero no fue así. Cuando lo acabé, aunque me gustó y me hizo pensar, sí es cierto que me dejó una sensación agridulce, un sentimiento de pérdida como cuando se te va un ser querido. Puede que el hecho de estar inspirado en una experiencia personal del autor o saber que los personajes eran reales influyera también de alguna forma.


Moniki: Toda mi ira es despertada por Broud. Quienes lo conozcan me entenderán.

Ray: Pocos libros me han provocado tantas sensaciones encontradas como este. Es curioso porque, en una historia donde todos sus personajes son menores de edad, el "malo" me produjo tanto odio y rechazo... que por eso creo que el libro me dejó cierta huella. El clásico niño bruto y agresivo con ínfulas de líder y poco sentido común, que desdeña o menosprecia al que no es semejante a él o muestra destellos de sensibilidad e inteligencia.





.....

No nominaremos a nadie (a estas alturas ya casi lo habréis hecho todos), pero a los que os guste el tag podéis hacerlo si queréis.

¿Qué os pareció? ¿Coincidimos en alguno?

lunes, 16 de noviembre de 2015

La vida secreta de Walter Mitty


Título: La vida secreta de Walter Mitty
Director: Ben Stiller
País: Estados Unidos
Año: 2013
Género: Comedia



Opinión personal
La película de la que hoy vengo a hablaros trata sobre cómo puede cambiar el rumbo de tu vida en cuestión de segundos. Nuestro protagonista era un joven con deseos de conocer mundo, un aventurero que ve truncado su sueño cuando muere su padre dejando a una madre y dos hijos sin ahorros ninguno.

Walter se ve obligado a dejar a un lado sus sueños y se pone a trabajar para sacar a su familia adelante. Las circunstancias le convierten en un hombre metódico, ahorrador y previsor. No se deja llevar por impulsos. Su vida es monótona e insípida.


En la actualidad, trabaja para una de las revistas más famosas, Life, concretamente, en el departamento de revelado. La estructura de la empresa está cambiando, adaptándose a los nuevos tiempos donde el revelado de fotos tradicional se va quedando obsoleto. La nueva jefatura pretende cerrar la revista para dar comienzo a Life en formato digital.

Como broche final quieren publicar el último número en papel y reciben la foto que será digna de esa portada. Los negativos llegan a Walter a través de un legendario fotógrafo (Sean Penn), que lleva años colaborando con la revista. A pesar de no haberse visto en persona nunca, ambos mantienen una especial relación laboral que se puede llevar al terreno personal perfectamente.


Hasta aquí todo normal, sino fuera por un pequeño detalle: de todos los negativos que recibe Walter, quieren publicar uno en concreto, el número 25. Y justo éste no aparece. Comienza la aventura de nuestro protagonista que no tiene más remedio que ir en busca del aventurero fotógrafo, un tipo que recorre rincones del mundo en busca de momentos dignos de inmortalizar con su cámara.



Para mí no ha sido una comedia corriente. Tiene unas imágenes y una música espectaculares. Además, me ha parecido profunda por los temas que toca de una manera muy inteligente. Se trata de una película ingeniosa que me ha hecho pasar un buen rato. Me ha encantado como la historia mete escenas no reales, que vienen de la imaginación del protagonista, de una manera natural y con unos efectos de diez. Para mí es la mejor peli de Ben Stiller (quien además de dirigirla la protagoniza), que sin duda os recomiendo.





miércoles, 11 de noviembre de 2015

Mi vecino Totoro


Título: Mi vecino Totoro
Director: Hayao Miyazaki
País: Japón
Año: 1988
Género: Animación, fantástico



Ya, ya sé. Muchos estaréis pensando... Ya conocemos esta película, es archiconocida. Vale, y por eso esta entrada va dedicada especialmente a todos los que nunca han puesto un pie en este universo ni saben de qué hablo.

Antes de entrar en materia, y al ser la primera película anime que critico en el blog, explicaré un poco acerca de este mundillo para poneros en antecedentes:
Existen importantes estudios de animación en Japón, pero de todos Studio Ghibli es el más prestigioso. Para que os hagáis una idea, el equivalente a Disney en Oriente, y perdonarme el atrevimiento, pero yo diría que hasta con más encanto que la famosa compañía americana. ¿Dónde reside su encanto? Muy sencillo, en que los dibujos y las animaciones se hacen, todavía hoy, a mano, un verdadero trabajo de artesanía que pocos estudios del mundo pueden presumir de ello.

Actualmente el estudio lo componen un elenco de reputados directores, pero en su día nació de la unión de dos directores: Hayao Miyazaki (el alma de esta compañía y para desgracia de muchos recientemente jubilado) e Isao Takahata (creador de las series de Heidi, Marco y Ana de las Tejas Verdes). El estudio fue sacando películas, ganando fama con cada nueva creación, pero no fue hasta Mi vecino Totoro cuando se consagró, la primera película que consiguió trascender mediáticamente.
Pocos personajes animados son tan queridos como lo es Totoro, tal es así, que acabó convirtiéndose en el ser más icónico, un símbolo (como Mickey Mouse para la Disney), y el logo de la compañía llegó a hacerse con su figura:


Si algo caracteriza a este estudio es que sus películas son muy familiares, con un claro mensaje de amor y respeto por la naturaleza, y que tienen un toque de fantasía muy particular (lo que algunos llamaron con el término "realismo mágico"). Cuando empiezo a ver una peli de animación y de repente aparece esta imagen me pongo cómodo, porque sé que voy a disfrutar como un enano.


Opinión personal
La película nos cuenta cómo, en los años 50, una familia se traslada al campo.
Los paisajes (algo característico de Studio Ghibli) son de las mejores cosas, de auténtica belleza, casi siempre desarrollados en entornos rurales.




Mei, la más pequeña de las dos hijas, un día jugando encuentra a Totoro, un espíritu del bosque que vive en el interior de un gran árbol, con el que más adelante tanto ella como su hermana entablan amistad. Si esto es posible es porque solo la inocencia de los niños hace que puedan verlo.
Me encanta esta renacuaja porque es muy viva y graciosa, seguro que os recuerda a cualquier crío.




El padre, profesor universitario, estimula la imaginación de sus hijas relatándoles fábulas e historias mágicas sobre duendes, fantasmas y espíritus protectores de los hogares, mientras la madre se encuentra enferma en el hospital.
No obstante, las niñas se ven obligadas a pasar largos periodos de tiempo solas y es precisamente esto lo que propicia situaciones fantásticas.



Considerada obra de culto, estamos ante una de las mejores películas infantiles de la historia. Un cuento de desbordante imaginación, un soplo de aire fresco, terapéutico, que nos muestra unos personajes entrañables y un mundo en el que nos gustaría vivir.






miércoles, 4 de noviembre de 2015

Preguntas blogueras, 14

Hola mi gente, qué tal la semana!!

Aquí vuelvo con otra de mis preguntas...


¿En qué lugares literarios os gustaría vivir?
...

Ahora mismo se me vienen a la mente tres:

- En La Comarca (no se me ocurre lugar más idílico), cualquier agujero hobbit me valdría.




- En El país de Nunca Jamás (en el Árbol del Ahorcado con los niños perdidos, o incluso en el barco pirata).




- Sentado a la mesa de esta eterna merienda de locos en El país de las maravillas.



.....

¿Y vosotros?



lunes, 2 de noviembre de 2015

Mujercitas


Título: Mujercitas
Autor: Louisa May Alcott
Páginas: 496
Año de edición: 2011
Género: Clásicos de la literatura

Sinopsis
Esta es la historia de Jo March, una joven nada convencional, con vocación de escritora, que lucha por tomar las riendas de su destino y poder ejercer la profesión que más le gusta, a pesar de ser mujer. En este viaje iniciático de Jo y sus hermanas hacia la madurez, estas se enfrentarán a sus primeros amores, la muerte, las presiones del matrimonio y los prejuicios de la burguesía americana más conservadora del siglo XIX.


Opinión personal
El libro que hoy os traigo llegó a mis manos cuando era una adolescente. Formaba parte de la biblioteca de mi hermana mayor y por casualidad me dio por empezarlo. Por aquella época no era muy lectora, sin embargo, recuerdo que me duró poquísimo. Guardo un bonito recuerdo y en esta tarde de lluvia me acordé de él y me apetece presentároslo aunque muchos ya lo conoceréis.

Con este libro retrocedemos dos siglos y nos situamos en plena Guerra de secesión americana, donde los maridos, hijos y hermanos marchaban lejos dejando atrás a sus familias. Esta historia es protagonizada por una madre y sus cuatro hijas que ansían la llegada del hombre de la casa algún día

Meg es la mayor y trabaja de niñera. Es una mujer bella y sensible. Joe es la que más carácter tiene, sueña con ser escritora. Su falta de feminidad la hace parecer un marimacho. Beth, la más frágil de todas, ayuda con las tareas. La música es su pasión y gracias a ella pierde su timidez. Y en último lugar, se encuentra Amy que aún va al colegio. Y como no, la señora March, que reparte su tiempo entre la educación de sus cuatro hijas y ayudar en la asociación de soldados.

Una familia de clase media que está pasando por un mal momento donde cada miembro debe ayudar en casa. Vivirán sus primeras navidades sin regalos y la tristeza estará presente.

Me pareció una historia dura y triste, pero muy bonita. No aparecen muchos personajes cosa que ayudó a familiarizarme con cada uno de ellos y sentirme parte de esa familia. La lectura me resultó sencilla y amena. Los diálogos frescos y muy naturales, aportándole realidad. A pesar de que hoy en día pueda ser considerado una cursilada de libro, creo que en su momento fue un adelantado, ya que plantea el hecho de que la mujer puede aspirar a algo más que casarse y formar una familia.