viernes, 27 de marzo de 2015

Chappie


Título: Chappie
Director: Neil Blomkamp
País: Estados Unidos
Año: 2015
Género: Ciencia ficción, Thriller, Acción, Distopía


Sinopsis
Tras ser secuestrado por dos criminales durante su creación, Chappie se convirtió en la "criatura" adoptiva de una familia tan inusual como disfuncional. Chappie es un prodigio, un caso único con un talento excepcional: es un robot con sentimientos.


Opinión personal
Chappie ha sido una de mis más recientes y gratas sorpresas.
He de confesar que fui sin mucho interés, más por acompañar a mi pareja, pensando que iba a tragarme una gran mierda comercial, y lo que encontré en esta película fue originalidad, una historia atractiva y, nunca creí que lo diría, hasta emoción.

La historia nos habla de un futuro en el que la policía ha empezado a emplear droides o robots contra el vandalismo en las calles, reduciendo bajas en el cuerpo y el indice de criminalidad. El funcionamiento es todo un éxito.



El propio creador de estos droides va un paso más allá y desde hace tiempo trabaja en la creación de una IA sostenible, una máquina que pueda razonar por sí sola, que tenga conciencia, sienta, ame y padezca como cualquier humano, y quién sabe, incluso superar a nuestra propia raza.
La investigación no interesa a la empresa que financia los proyectos, pues no le encuentran beneficio o sentido práctico alguno, ya que esta está especializada en armamento y seguridad y solo razona buscando fines económicos. De este modo, el profesor se ve obligado a trabajar en su proyecto a escondidas.
Pero algo sale mal y, habiendo alcanzado la plenitud del experimento, su criatura es raptada por unos delincuentes.

Chappie es como un niño, y como tal, lo absorbe todo a modo de aprendizaje, es decir, tanto lo bueno como lo malo. Pronto va aprendiendo a base de palos que el ser humano no es como se imaginaba, al toparse con todos esos aspectos odiosos y crueles de nuestra raza.



Chappie es un ser adorable, sin maldad, del que te enamoras desde los primeros minutos de vida. Hay momentos en la película que me resultaron muy tristes, y, quién me lo iba a decir, ¿es posible que un robot haya conseguido conmoverme más que actuaciones de personas reales? Por momentos se te encoge el corazón.
Una película más profunda de lo que parece, cargada de metáforas y mensajes muy buenos (el creador y su creación, Dios y sus hijos en la tierra...), con un final sorprendente que a mí desde luego me encantó, porque durante la última parte daba por sentado cómo acabaría y en cambio consiguió asombrarme con un giro de tuerca genial.



En palabras del director, Chappie es "una mezcla de ET con Robocop", y me parece buena comparación, porque tiene la ternura y el magnetismo del primero y la acción y la tecnología robótica del segundo. Yo voy un paso más, y percibo que bebe mucho de la filosofía de Ghost in the shell; en otras palabras, ciencia ficción es algo aún no realizable por nuestra tecnología pero no imposible, posible para las mentes más abiertas. Y ahí lo dejo.

Al director de esta cinta se le conoce por Distrito 9 (que encontré aburridísima), Elysium (que no la vi), y esta, formando lo que muchos llaman su trilogía de ciencia ficción. Creo que con Chappie ha hecho un gran trabajo.
Os la recomiendo encarecidamente, el trailer apenas muestra el alma de la película.







domingo, 22 de marzo de 2015

La elegancia del erizo


Título: La elegancia del erizo
Autor: Muriel Barbery
Año de edición: 2007
Género: Narrativa



Sinopsis
Un fenómeno editorial en Francia gracias a los libreros "La revelación del año... Un cuento moderno, refrescante e inteligente." Le Figaro. En el número 7 de la Rue Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Paloma, una solitaria niña de doce años, y Renée, la inteligente portera, esconden un secreto. La llegada de un hombre misterioso propiciará el encuentro de esta dos almas gemelas. Juntas, descubrirán la belleza de las pequeñas cosas, invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. La elegancia del erizo es una novela optimista, un pequeño tesoro que nos revela como sobrevivir gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida. Premio de los Libreros franceses y Premio Culture et Bibliothèques pour Tous.
Opinión personal
El libro que os traigo esta semana narra la historia de Renée, una portera de un edificio de París, aparentemente simplona e inculta, que adora la lectura y devora libros de filosofía. No ha tenido una vida fácil. De familia humilde, se ve obligada a abandonar los estudios para trabajar y así ayudar en casa. Poco agraciada físicamente, se casa a los 17 años. Actualmente vive con León, su gato.

La otra protagonista de esta historia se llama Paloma, una niña de doce años, superdotada y decidida a suicidarse cuando cumpla los 13. Rechaza totalmente el mundo de los adultos y entablará amistad con nuestra portera. Paloma vive en la quinta planta y es de familia acomodada. Para ella la vida carece de importancia. Le apasiona Japón y todo lo relacionado con este país.

La muerte del vecino del cuarto trae novedades y nuevas distracciones. Tras fallecer Pierre Arthens, llega un nuevo inquilino. Es un señor de unos sesenta años, con buena presencia, japonés y muy amable. Es jubilado y rico. Tiene un asistente llamado Paul N´Guyen. En poco tiempo, iniciará una amistad con Renée.

Paloma y Renée guardan un secreto y juntas nos enseñan el lado bueno de las cosas. De una manera optimista muestran cómo disfrutar de los pequeños detalles de la vida. Cada página me contagió de ese optimismo y alegría, incluso hasta días después de haberlo leído.

En este libro no encontrareis acción. Aquí, los personajes y sus características personales darán forma a la historia, sin olvidar el contenido filosófico que tiene. Me ha parecido una lectura fresca, divertida e inteligente. Aparentemente, una historia sencilla, más profunda de lo que parece. Me ha hecho pensar y reír. Leyendo distintos pasajes, me doy cuenta de lo poco que conocemos a las personas que vemos cada día y de la importancia de cómo miramos hacia la vida.







miércoles, 18 de marzo de 2015

Kingsman. El servicio secreto


Título: Kingsman. El servicio secreto
Director: Matthew Margeson
País: Reino Unido
Año: 2015
Género: Acción, Comedia, Espionaje


Sinopsis
Un veterano agente secreto inglés (Colin Firth) debe entrenar a un joven sin refinar (Taron Egerton), pero que promete convertirse en un competitivo agente gracias a un ultra-programa de entrenamiento, al mismo tiempo que una amenaza global emerge procedente de un genio retorcido. Adaptación del cómic de Mark Millar y Dave Gibbons.

Antes de entrar siquiera en materia, la versión resumida de mi crítica sería...
¡¡La leche!! Aprovechen que todavía está en cines para ir a verla.


Opinión personal
La película que hoy os traigo, esperada por este cinéfilo desde hace tiempo, cuenta la historia de un chaval de barrio marginal con problemas en casa y en la calle, que es reclutado por la agencia secreta Kingsman, donde a través de un duro entrenamiento empezará a curtirse y a descubrir una nueva vida que creía solo posible en las pelis de espionaje.





Para ello, su mentor o padrino empezará a guiarle en sus primeros pasos, aconsejándole, apostando por él pese a ser el patito feo de esta especie de academia de élite. Un hombre que en otros días fue íntimo amigo de su padre y siente que tiene una deuda con el muchacho. Para el papel de este trajeado y correcto tutor no podían haber escogido otro que Colin Firth, un actor que aun habiéndome siempre convencido, he de reconocer que es aquí donde más me ha gustado, casi casi me atrevería señalarlo como su personaje ideal en la pantalla.



La puesta en escena es colosal.
Una peli con mucho gancho, adictiva desde el minuto uno, con mucha acción (escenas de lucha épicas que no recordaba tan cuidadas y espectaculares desde los días de las coreografías de Matrix), humor mordaz e ingenioso con el que en momentos me he tronchado de risa... Todo ello aderezado con un buen gusto y una elegancia soberbios.
Lo tiene todo.

Yo la dividiría en dos partes: una el entrenamiento, la competitiva ascensión. La otra la transformación de cadete o estudiante en un verdadero Kingsman, donde la peli alcanza su punto álgido y somos testigos del paso de patito feo a cisne.


Lo que trasciende de esta historia es que Kingsman no es solo una agencia independiente de espionaje, es más que eso, es sofisticación y refinamiento inglés, es un código de conducta más allá de un bonito traje y modales, es lo que convierte a un hombre con valor en el perfecto caballero.

El director, a quien ya tenía en alta estima tras conquistarme con "Kick-Ass" (basada en un cómic, al igual que esta peli), lo ha vuelto a hacer, una película que solo por su título o cartel me hubiese pasado desapercibida y que no solo ha saciado mis expectativas, sino que las ha superado. Una obra osada y fresca que rinde homenaje (y del bueno) a todas esas pelis clásicas de espionaje.



Lo mejor:
-Los diálogos.
-La acción, sus escenas de lucha. Es violenta, ya aviso, por lo que no es apta para críos.
-El estilismo y elegancia.
-Humor con el que te divertirás seguro.
-Banda sonora, un punto y aparte. De lo mejorcito de la película.

Lo peor:
(Spoiler)
Si alguien la ha visto ya, ¿me puede explicar el significado de esas explosiones de confeti y fuegos artificiales en lugar de sangre y vísceras cuando las cabezas estallan? Solo por este detalle, que sigo sin entender su sentido oculto, no la considero una obra perfecta.





jueves, 12 de marzo de 2015

Suite 235


Título: Suite 235
Autor: Norah Bennett
Páginas: 111
Año de edición: 2013
Género: Narrativa


Sinopsis
Candela es una mujer que ha construido con mucho esfuerzo y poca suerte una vida sencilla en un pueblo pequeño en el que sólo puede tener sueños pequeños. Un día, sale de su casa para pasar unas vacaciones que la llevarán mucho más lejos de lo que marca su billete de tren. Sumida en una encrucijada vital tendrá que tomar una decisión que puede cambiar todo para siempre. 
Un relato humano, lleno de sentimientos de todo tipo, una historia contada de tú a tú.


Opinión personal
He de decir que la primera vez que supe de este libro fue a través de una reseña que hizo Shorby, del blog Loca por incordiar. Y ya desde entonces me quedé con la mosca detrás de la oreja.
Dicho esto, confieso que es el primer libro que leo en formato digital, y pese a pensar que solo por ello su lectura me resultaría ardua, nada más lejos de la realidad. Qué gusto me da haber estado equivocado, porque la sencillez y honestidad que la autora derrama en esta historia hacen que la cuestión del formato carezca de importancia.
El hecho de que su autora sea además bloguera, concretamente del blog En el rincón de una cantina, llamó más mi curiosidad al principio. Pero volviendo al libro, ¿qué encontraremos en él?

La historia nos habla de Candela, una mujer corriente que a simple vista no destaca por nada en concreto, que pasa desapercibida, madura, llena de inseguridades, una mujer solitaria que se mueve entre su modesto apartamento y el rutinario y gris trabajo, convencida de que a sus años poco o nada tiene ya que ofrecerle la vida. Ha visto cómo sus amigos se fueron casando y la mayoría de las veces se aburre de solo escucharles hablar de niños, las vacaciones planeadas para el verano o los dos o tres temas de siempre.
Cansada de este entorno monótono, de la apática inercia de su día a día, decide darse un capricho y con un dinero ahorrado se va un fin de semana a un balneario erigido entre las montañas, el lugar idílico para desconectar.
Es aquí donde comienza todo.
Los días pasan entre deliciosos desayunos y almuerzos, paseos en albornoz entre reconfortantes baños en circuito de spa, masajes de aceites aromáticos y su habitación, donde se olvida del mundo, viendo relajada pelis en la tele mientras pide comida o bebidas a recepción.


Es en uno de estos baños donde, de buenas a primeras, un apuesto desconocido se le acerca para entablar conversación. Una cosa lleva a la otra y, demasiadas primaveras sin darse una alegría al cuerpo, Candela accede a tomarse una copa en la habitación de él, la suite 235, más lujosa y amplia que la suya.
Miguel, como este se llama, parece un hombre de negocios que está allí por motivos de trabajo, pero salvo este detalle, misterioso a los ojos de ella. Un anillo de casado en un dedo por única evidencia de una vida.
No hay confidencias bajo las sábanas, ni preguntas acerca de sus vidas, solo sexo desenfrenado. Ni siquiera ella, que sigue sin gustarse cuando se mira al espejo, entiende qué ve Miguel en ella, pero llenos de deseo se dejan llevar por ese lenguaje universal, cómplice, de piel con piel.

Todo transcurre de forma natural. Ha estado bien, un placentero y necesario paréntesis en su rutina, y tras el fin de semana Candela vuelve a su vida, dejando atrás lo que a todas luces entiende como una aventura pasajera, pero que de algún modo le ha servido para recargar pilas. Pasan las semanas, los meses, y un buen día, él la vuelve a llamar al móvil. Ella mira el número en la pantalla con la mirada perdida y el pulso en aumento.
Y hasta aquí puedo contar porque quiero que vosotr@s descubráis el resto de la historia.


Debo decir que, en mi humilde opinión, la sinopsis no le hace justicia a este relato, del que empiezas sin esperar gran cosa y te acaba enganchando desde el principio. En pocas páginas empecé a empatizar con Candela, a caerme bien, el personaje de una mujer real, actual, creíble. Durante días estuve sumergido en ese balneario, compartiendo cada momento de relax, preguntándome qué pasaría al capítulo siguiente, con la cabeza puesta en la vida de esta mujer incluso cuando estaba haciendo otra cosa, deseando volver a casa para continuar con la historia.
El final tiene ese toque abierto que me gusta, te quedas con las ganas de saber qué más pasará a partir de ahora, pero reconozco que es justo, dejándote con un sabor de boca inmejorable.
Si no estoy equivocado, creo que es lo único que ha escrito la autora, a la que desde aquí doy las gracias por hacerme pasar tan buena lectura y a la que animo a crear más joyitas como esta. Donde hay talento se nota, se respira.

Disponible en Amazon pinchando aquí.




lunes, 9 de marzo de 2015

Sinister


Título: Sinister
Director: Scott Derrickson
País: Estados Unidos
Año: 2012
Género: Terror

Opinión personal
Hoy os vengo hablar de una peli que he visto hace unos días. Pertenece al género del terror y sorprendentemente me ha gustado bastante. Digo sorprendentemente porque hoy en día es muy complicado encontrar una buena película de miedo.

Una familia se muda a una casa situada en un pueblo que no conocen. El hogar esconde un siniestro secreto. El padre de familia es un escritor en busca de una historia que le traiga la fama y el reconocimiento saboreados hace demasiado tiempo. Esa búsqueda traslada a la familia a Maine. Un lugar bastante conocido por los lectores de King. Pensaréis que el comienzo no puede ser menos original y que seguramente se trate de la típica historia con mucha intriga, muchos ruidos y pocas nueces. Eso mismo pensé yo, pero el argumento toma un giro bastante interesante.



Ellison no elige ese destino por casualidad. En esa casa, 4 miembros de una familia son encontrados ahorcados, colgando de un árbol en el jardín y encapuchados. Y sobre este suceso pretende nuestro protagonista basar su próxima novela. Su esposa e hijos son ajenos a este pequeño detalle.

Como toda buena peli de terror, no puede faltar un ático con poca iluminación y viejas cajas llenas de incógnitas que a lo largo de la trama van descifrándose. Allá arriba Ellison encuentra un antiguo proyector y varias cintas de película Super-8. Sin duda, para mí es algo esencial este aparato para sembrar el miedo dentro de uno. A través de estas cintas, nuestro escritor es testigo presencial del asesinato de los residentes de la casa donde duermen. Me ha encantado el realismo de esas cintas. Pero no es el único asesinato familiar que encuentra.



En todos los asesinatos hay un hecho común. Un niño o niña de la familia desaparece tras el asesinato. Y a través de las cintas, Ellison descubre alguien o más bien algo. Este descubrimiento provoca sucesos que van ocurriendo en esa casa y que no tienen desperdicios. En ocasiones, tengo que admitir que hice el amago de taparme la cara, jejeje.



En el papel del novelista veremos a Ethan Hawke. Un actor con el que he crecido prácticamente y aquí desarrolla su personaje de una manera fantástica. Nunca me lo hubiera imaginado en un trabajo como este, pero lo hace francamente bien.



Si queréis una pega, para mí está en el final. No porque sea flojo o malo, sino porque personalmente me hubiera gustado que finalizara de otra manera. Aún así, es una buena peli de terror paranormal.